Adonís García en El vampiro de la colonia Roma de Luis Zapata

Adonis García, reloaded

Llevemos al futuro al protagonista del recién desaparecido Luis Zapata y pongámoslo en la Ciudad de México de hoy. Se encontrará con una pandemia, con que los Sanborns están desapareciendo, se acabaron los viejos lugares de prostitución masculina, y las enfermedades cambiaron radicalmente.  

Una de las mayores contribuciones de El vampiro de la colonia Roma, la novela del recién desaparecido Luis Zapata, es el retrato gozoso de la vida gay en la Ciudad de México a finales de la década de los setenta. Los años de las grandes salas de cine y del auge de los Sanborns. Adonis García, el protagonista, es un prostituto que recorre distintas clases sociales y capas de la ciudad, desde la colonia Roma donde vive, hasta Las Lomas adonde escala. Se pasea por el centro, la Zona Rosa, la Cuauhtémoc y liga en la Condesa. Y sus estados psíquicos pasan del regocijo a la paranoia, del abandono a la fantasía de salir incluso de este mundo. Conforme pasa el tiempo, este retrato va adquiriendo un color de foto vieja, algo que es parte de nuestra historia. ¿Qué queda de aquel mundo gay masculino de esos años? ¿Será cierto hoy, como dice Adonis García, que esta ciudad es una de las más cachondas del mundo?

Hagamos viajar 45 años en el futuro a Adonis García y pongámoslo en el lugar donde se prostituía a finales de 2020. Estamos en la esquina mágica, entre Avenida de los Insurgentes y Aguascalientes. El Sanborns de allí ha desaparecido. De hecho, muchas tiendas de la cadena han cerrado por que dejaron de ser negocio, y esta tendencia se ha recrudecido por la pandemia.

Frente al antiguo Sanborns, hoy pintarrajeado, hay una tienda de Dentimex, que Adonis ya no reconoce. ¿Quién iba a pensar que el servicio de limpieza dental se iba a dar en un local tan moderno, y parte de una cadena? Ya nadie liga allí, se acabó el tránsito de autos que daban la vuelta por Insurgentes, doblaban en Baja California, a la altura del cine Diana, daban la vuelta por Chilpancingo, para regresar a Insurgentes por la calle de Campeche. El cine Las Américas también se desvaneció. En su lugar hay un centro comercial de tiendas baratas que atiende principalmente a la gente que baja del metro, o del Metrobús, un sistema de transporte que Adonis desconoce.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.