Chantal Peñalosa y los fantasmas de la frontera
Unfinished Business Garage abre un diálogo entre el arte y los espacios del pasado.
noviembre 29, 2019

Mirar hacia atrás, hacia las influencias y referencias es un espiral infinito, un asunto de nunca acabar. “Nadie llega sola al arte”, dice la artista Chantal Peñalosa, en medio de su más reciente exposición “Unfinished Business Garage”. “Como artista empiezas a querer cierto tipo de conversaciones y diálogos con tus referencias, las personas y lugares que te interesan, y eventualmente eso se vuelve parte de cierto tipo de tradiciones”. Nativa de Tecate, Baja California, Chantal conversó con Gatopardo sobre los muchos vínculos que tiene con su lugar de origen: la herencia cultural y artística de la frontera.

“Unfinished Business Garage”, montada en Proyectos Monclova de la colonia Roma, habla de la irresoluta estela que deja el arte y el espacio en las personas. La exposición no habla exclusivamente del pasado, sino que tiende puentes en una dirección incierta hacia el futuro, y se compone de fotografías, esencias aromáticas y una serie de estantes con objetos que emulan la organización de un garage. Este símil surgió con una imagen recurrente para la artista: los estantes en la cochera de su tía en San Diego, y todas esas cosas que permanecen en espera de ser utilizados (en stand-by como los llama la artista: árboles de navidad, adornos del Día de Acción de Gracias, etc.)

Peñalosa no está interesada en resolver preguntas y cuestionamientos, sino en jamás dejar de hacerlos, en generar un diálogo perpetuo con el pasado que permanece en el aire. Unfinished Business es una frase común en inglés, y se traduce como “asuntos sin resolver”, refiriéndose a todo aquello que flota en el aire sin resolución que lo aterrice. Para Peñalosa esta exposición representa una oportunidad de repensar estas tradiciones e historia. 

Unfinished Business Garage proyectos monclova

“Unfinished Business Garage” de Chantal Peñalosa

Partiendo de este recuerdo familiar, Peñalosa vinculó este depósito con su pasado y camino como artista visual. Para ella, los trabajos de la frontera también tienen una temporalidad de stand-by, y son pertinentes sólo en contextos específicos para la historia del arte en México. Por esta razón, “Unfinished Business Garage” reinterpreta la obra de artistas en el archivo artístico de InSite, el único que existía de esta estirpe en Tijuana, y les dio una vida alternativa en el presente.

Una forma que Peñalosa tuvo de tender este diálogo fue a través de fotografías. Del archivo de InSite, Peñalosa recopiló imágenes de piezas que, expuestas entre 1994 y 2005, dialogaban con espacios públicos en Tijuana, San Diego, Rosarito, Popotla, entre otras. Esculturas, registro de performance, y demás instalaciones comisionadas a artistas de todo el mundo, forman parte de este archivo (que hoy se encuentra dividido en CDMX y Estados Unidos). Peñalosa mantuvo vivo el diálogo que la obra original tenía con el espacio público, y reinsertó el archivo fotográfico de estas obras en los espacios originales, creando así lo que ella llama una “exposición invisible”. De esta forma, el registro de la obra original, junto con la cámara de Chantal, crean una pieza diferente, donde el pasado y el presente del la frontera y el arte conviven y chocan entre sí.

chantal peñalosa afterlife

Afterlife of One View Over the Void de Javier Téllez. Peñalosa llamó a esta su “pieza más cliché” entre risas.

A lo largo de la plática, Peñalosa menciona en repetidas ocasiones conceptos como “dar una segunda vida” y “resignificar” lo fantasmal e invisible. “Es por eso que los marcos de estas fotografías tienen placas que dicen Afterlife, una palabra que viene de un concepto alemán, y su traducción al español es ‘la vida después de’. Volver a esos lugares era como pensar la vida después de estas obras que ya no existen”, dice. Desde escuelas, casinos, tiendas mexican-curious, o los propios barrotes de la frontera, Chantal tomó estas piezas y las convirtió en espectros descontextualizados de su pasado apenas accesible.

Otra de sus piezas es un estante, lleno de pequeñas obras que en apariencia son aleatorias pero están lejos de serlo. En conjunción con estudiantes de la UABC (Universidad Autónoma de Baja California, donde es egresada Chantal), las piezas en el estante reinterpretan otras del archivo de InSite, e incluso algunas forman parte del montaje fotográfico de Afterlife. “Queríamos reconocer la pieza y la manera de invocarla, por así decirlo, era rehaciendo fragmentos de cosas que ya existían […] la idea de reaparecerlos tiene algo de fantasmal”, explica Peñalosa. En las piezas de Afterlife, hay por ejemplo, la escultura de un caballo entre varias otras artesanías mexican curious. En este caso, únicamente la plataforma de esta escultura fue reinterpretada e insertada en el estante de “Unfinished Business Garage”.

Mientras otras exposiciones recopilan años de trabajo, “Unfinished Business Garage” es una obra en constante movimiento y actualización, y estos objetos seguirán en producción hasta 2023, reforzando la necesidad de Peñalosa tiene de ver hacia adelante y no sólo archivar el trabajo de su herencia fronteriza.

chantal peñalosa estante

Estantes de “Unfinished Business Garage”

Por último, “Unfinished Business Garage” lleva su invocación fronteriza a un plano etéreo, acentuando las diferencias entre un lado y otro de la línea invisible que divide a los dos países vecinos.

Para construir la parte olfativa de la muestra, Chantal Peñalosa, junto con algunos científicos de la Facultad de Ciencias Químicas de la UABC, tomó algunos de los aromas más frecuentemente mencionados por gente que constantemente cruza esta línea, y de éstos olores hicieron fragancias expulsadas por difusores en dos esquinas de la galería.

De un lado de la frontera huele a carro nuevo, a plantas o a papas fritas, mientras que del otro huele a tacos de asada, humo de coche o basura en descomposición. La exposición, que apela constantemente a fijarse en lo invisible, acentúa esta diferencia aromática en el aire, dejando estas fragancias aleatoriamente en la habitación. Durante el recorrido de Gatopardo, la exposición tenía la fragancia de carro nuevo y, a pesar de nuestra insistencia, la artista se negó a dejarnos oler la fragancia de basura en descomposición.

“Es como si el aire te hablara”, menciona la artista. “Lo fronterizo no se trata del muro, se expande y va más allá de esta imagen mediática”. 

olor humo negro de auto

Fragancia a Humo Negro de Auto, parte de “Unfinished Business Garage”

“Unfinished Business Garage” es un cuestionamiento sobre los espectros que componen los lugares que vivimos y las artes que nos forman. Es una reflexión sobre dialogo inconsciente que tenemos con aquellas cosas que dejan una marca indeleble, pero invisible, en nuestra identidad. 

 

Unfinished Business Garage

Chantal Peñalosa. 

En Proyectos Monclova hasta el 21 de diciembre. 


 

También te puede interesar:

Carlos Aguirre, el regreso de un eterno rebelde

El arte de la sublevación

John Baldessari no hace arte aburrido

 

Gatopardo Recomienda

Ver Más