La endeudada Pemex construirá la refinería de Dos Bocas
AMLO declaró desierta la licitación y anunció que la paraestatal absorberá los costos del proyecto.
mayo 9, 2019

Pemex construirá la refinería de Dos Bocas en Tabasco, anunció hoy el presidente. “Estaban pidiendo mucho, se pasaron de los 8 mil millones de dólares y en el tiempo de construcción”, dijo López Obrador para justificar su decisión de declarar desierta la licitación para la construcción de la refinería, proyecto que ha sido uno de los pilares de su proyecto de nación.

Según lo anunciado la mañana de este 9 de mayo, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía serán las instituciones encargadas de llevar a cabo el proyecto en un plazo de tres años. Los trabajos de construcción iniciarán el 2 de junio y la encargada del proyecto será la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien despachará desde Villahermosa, Tabasco.

“Se van a crear 100 mil empleos en la construcción y va a estar terminada para mayo de 2022. Me canso ganso”, dijo el presidente en la conferencia mañanera.

Por su parte, Nahle explicó que “la licitación se declaró desierta por el incumplimiento a las propias bases que se emitieron para dicha convocatoria”. Dijo también que la construcción del proyecto se guiará con tres criterios básicos: que se termine en tres años, que el presupuesto no supere los 8 mil millones de dólares y que se cumplan con los estándares internacionales de calidad y eficiencia energéticas.

Por otra parte, Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, indicó que para el proyecto se invertirán este año alrededor de 50 mil millones de pesos.

refinería dos bocas

Dos Bocas / Wikimedia Commons.

A las 9:30 horas de este 9 mayo la moneda mexicana había recuperado algo de terreno frente al dólar, pero hubo un pico repentino del dólar (19.26), en el momento en el que se anunció que Petróleos Mexicanos (Pemex) asumiría este proyecto y que las empresas especializadas en refinerías ya no participarán.

El peso inició la sesión con una depreciación de 0.79 por ciento, o 15.2 centavos, perdiendo terreno por cuarta jornada consecutiva. En ventanillas el dólar se vende hasta en los 19.63 pesos.

“En todo caso es una mala señal que no sea la iniciativa privada la que la vaya a construir, porque implicará mayores costos para las finanzas públicas. (…) Además, no existe un proyecto serio de evaluación de proyectos ni de ingeniería que respalden una decisión de este tamaño. Esta decisión puede poner en mayor peligro las finanzas de Pemex, que de por sí se enfrenta a una quiebra ‘técnica'”, escribió para CNN Expansión, Jorge Sánchez Tello, director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros con sede en el ITAM.

“Les puede salir más barato comprar una refinería usada en Texas para imitar el modelo de Deer Park y construir redes de ductos que puedan traer esa gasolina a México a un mejor precio. Otra solución es asociarse con la iniciativa privada para modernizar y rescatar las refinerías actuales, y tal vez pensar en otras, pero más pequeñas. Lo fundamental es evitar que Pemex se endeude de más”, añadió.

Entre las reacciones de los especialistas tras el anuncio, fue difícil encontrar alguna positiva.

Mecheros en refinería Dos Bocas

Mecheros en refinería Dos Bocas

“Se declara desierta la licitación para construir Dos Bocas y ahora la va a construir Pemex. La petrolera más endeudada de mundo, por mucho, ahora tirará cientos de miles de millones de pesos que no tiene. Parece que enfilado al abismo, López Obrador decidió pisar el acelerador”, escribió el economista y analista político Jorge Suárez Vélez en sus redes sociales.

“La tragedia de que intenten construir una refinería por propios medios -y digo intenten, porque es ampliamente probable que no lo logren- es el gasto público ineficiente, regresivo, costoso en vidas (ver salud y seguridad públicas), en deuda a ser pagada quién sabe cuanto tiempo”, escribió Ricardo Rodríguez, analista económico de El Financiero-Bloomberg en su cuenta de Twitter.

“Una refinería sin justificación financiera, de negocios, operativa, técnica, mucho menos ambiental. Surgida de un capricho personal, alimentada por una idea de país de hace cincuenta años, y hecha posible por un electorado cansado y crédulo que decidió otorgarle todas las fichas. Súmese a la inexperiencia de Pemex en construir refinerías la incapacidad del Presidente de ver otra realidad que la que a él le conviene. Pocas esperanzas de que se investigue, detenga y castigue la corrupción que seguramente habrá. Una bola de nieve. Sísifo la tuvo más fácil”, publicó. Luego cerró con una frase contundente: “Un proyecto billonario al alcance de Romero Deschamps. Estamos locos”.

*Con información de El Financiero y CNN Expansión.


También te puede interesar:

¿Quién es Carlos Romero Deschamps?

Oro negro para la mafia

Arranca construcción sin permiso de impacto ambiental

Ver Más