Ecoturismo: 5 destinos poco explorados en México

Ecoturismo: 5 destinos poco explorados en México 

El turismo es responsable del 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Por ese motivo, el ecoturismo se está convirtiendo en una buena opción para reducir la huella ambiental de los viajeros, pues apuesta por la conservación de los recursos y el respeto a las comunidades locales.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Cada vez más personas quieren que sus viajes dejen una huella mínima en el ambiente y el ecoturismo se ha convertido en la manera de lograrlo. En vez de continuar en el camino del turismo convencional y los viajes “todo incluido” en complejos voraces que devastan ecosistemas y afectan a las comunidades locales, muchos prefieren los entornos naturales que ofrecen los destinos de México, pues en ellos se puede contribuir al cuidado de bosques, ríos, lagos, montañas y playas, así como de las especies que los habitan.

México bien podría ser la meca del ecoturismo porque cuenta con 184 áreas naturales protegidas: biósferas, santuarios, monumentos, parques nacionales y un sinfín de sitios naturales y ecológicos. La Organización Mundial del Turismo (OMT) define el ecoturismo como una actividad enfocada en aprender, descubrir y apreciar la diversidad cultural y biológica de los destinos, respetando el medio ambiente y el bienestar de las comunidades que habitan en ellos.

El turismo es responsable del 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, por eso es importante reducir nuestra huella ambiental en cada viaje. El ecoturismo es una alternativa consciente que permite visitar distintos lugares en un planeta que se ve cada vez más amenazado por los efectos de la crisis climática y la explotación de recursos.

Aquí te compartimos cinco destinos poco explorados en México para practicar el ecoturismo.

1. Reserva de la Biósfera de Calakmul, Campeche

La Biósfera de Calakmul está enclavada en la selva maya de Campeche. Esta es la segunda región más importante de América, tan solo después del Amazonas, en cuanto a extensión de bosques tropicales. Con más de 723 mil hectáreas, es hogar del 80% de las especies vegetales de la península de Yucatán, de 350 especies de aves y de casi cien mamíferos. Ahí también habitan especies que están en peligro de extinción, como el jaguar, el puma y el zopilote rey, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Entre sus propuestas de ecoturismo hay una gama diversa de actividades para conocer a las comunidades que viven alrededor de la reserva. En ellas podrás, por ejemplo, tomar un taller de cerámica o de tejido artesanal, conocer las ruinas y la cultura maya, explorar las grutas y las zonas arqueológicas —como Calakmul, Becán, Chicanná, Balamkú o Río Bec—, andar en bici entre la selva, hacer kayak en la laguna, contemplar la vida silvestre y practicar senderismo.

En la reserva también hay guías especializadas en ecoturismo, quienes te indicarán todas las medidas de seguridad y te dirán cómo respetar el medio ambiente.

¿Dónde?
La Biósfera de Calakmul se encuentra a unos 171 kilómetros de la ciudad de Campeche. Lo recomendable es llegar un día antes y buscar hospedaje cerca de la biósfera.

Ecoturismo: 5 destinos en México

Reserva de la Biósfera Calakmul. Fotografía de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

2. El Madresal, Chiapas

El Madresal es un centro de ecoturismo, ubicado en la costa chiapaneca, que se vale de las energías limpias para la conservación del humedal, la playa y el manglar que lo rodean. Su lema es: “Vivir, disfrutar y conservar”. Este sitio fue ideado por pescadores del ejido Ponte Duro, del municipio de Tonalá, con la intención de formar un destino sustentable en México.

Podrás hospedarte en cabañas ecológicas o acampar, disfrutar de la comida típica de la región y de paseos con guías experimentados que te llevarán a recorrer los manglares para apreciar su variedad de aves y mamíferos.

¿Dónde?
Se ubica a 45 kilómetros del municipio Tonalá, a través de la carretera Tonalá-Puerto Arista.

3. Parque Nacional Cabo Pulmo, Baja California Sur

Cabo Pulmo se jacta de ser el ejemplo perfecto de ecoturismo en México. Hace más de veinticinco años esta área estaba amenazada por la sobrepesca, pero las comunidades locales se organizaron para solicitar que se declarara “área natural protegida”, de modo que se conservaran sus arrecifes y las más de ochocientas especies marinas que habitan en el Mar de Cortés.

Por este motivo, también se le considera uno de los acuarios más grandes del planeta. Cabo Pulmo alberga los tesoros marinos más importantes. Allí se encuentran cinco de las siete especies de tortugas marinas que están en peligro de extinción a nivel mundial y tiene una de las mayores colecciones de tiburones, según se lee en su sitio oficial.

La mayoría de los alojamientos cercanos al lugar son de bajo consumo, es decir, operan completamente con energía solar. En tu visita podrás hacer snorkel (buceo de superficie) y sumergirte en uno de los arrecifes más diversos del mundo. También podrás explorar la costa de Cabo Pulmo en kayak o bucear en sus aguas cristalinas.

¿Dónde?
Se encuentra 90 kilómetros al norte de Cabo San Lucas, en Baja California Sur.

4. Campamento Tlachtli, San Luis Potosí

El Campamento Tlachtli está en el corazón de la Sierra de Álvarez, en San Luis Potosí. Además de promover actividades al aire libre y defender el turismo ecológico, es uno de los referentes del turismo accesible en México para personas con discapacidad.

Entre sus actividades están el rapel, la tirolesa, la escalada, la exploración de cuevas y el senderismo, y todas están adaptadas para las personas con discapacidad y las guías turísticas están especializadas en atender a estos visitantes. En este destino del ecoturismo también hay biólogos para que los recorridos estén llenos de aprendizaje. Tlachtli tiene, además, expediciones al ejido de Potrero, dentro del municipio de Catorce, y avistamiento de aves en el ejido de Los Alamitos, en Rioverde.

¿Dónde?
En Sierra de Álvarez, a 50 km de la ciudad de San Luis Potosí.

5. Cañadas del Pixquiac, en Veracruz

Este centro de ecoturismo es un proyecto de conservación de la cuenca del río Pixquiac. Fue impulsado por comuneros del municipio de Acajete y San Andrés Tlalnelhuayocan, en Veracruz. Todas sus actividades son de “mínimo impacto ambiental”, según se lee en su sitio web. Aquí puedes practicar senderismo con guías especializados, hacer paseos a caballo y probar comida de la región, como la trucha y las tortillas recién hechas con maíz que es cultivado por ellos mismos.

También tienen un albergue tipo cabaña en la localidad de Palo Blanco, con casas de campaña para quienes quieran ver el amanecer entre las montañas.

¿Dónde?
Calle Tlalnelhuayocan S/N, Tlalnelhuayocan, Rancho Viejo, Veracruz.

Algunas recomendaciones para completar tu viaje por los destinos del ecoturismo en México y tener una experiencia más sustentable:

–Minimiza la reducción de residuos como el plástico; recuerda que son una fuente de contaminación.
–Consume productos y servicios locales para contribuir a la economía de las comunidades que visites.
–Ahorra recursos: utiliza el agua y la energía eléctrica con moderación.
–Si es posible, transpórtate en medios que generen menos emisiones de dióxido de carbono.
–Lleva shampoo en barra y jabón de cuerpo líquido para no comprar uno nuevo en cada lugar y así reducir la basura que podrías generar.
–Sigue las normas y recomendaciones de cada lugar que visites para respetar el entorno.
–Viaja ligero: esto reduce el gasto de combustible de los aviones.
–Procura utilizar las mismas toallas y sábanas durante tu estancia para evitar el desperdicio de agua.

*Fuente: Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.