Fernando Pessoa, el poeta de los cien nombres - Gatopardo
Libros

Fernando Pessoa, el poeta de los cien nombres

Se sabe que cuando apenas era un niño de seis años comenzó a rubricar sus primeros poemas y algunas cartas, con los pseudónimos de Chevalier de Pas, Charles Robert Anon y Alexander Search. A más de un siglo de su nacimiento, recordamos a Pessoa por sus “heterónimos”

Tiempo de lectura: 4 minutos

Al interior de la Biblioteca Nacional de Lisboa se guarda un enorme baúl con la obra completa de Fernando Pessoa. Dentro de él hay más de 25 mil documentos  —entre cartas, poesía, teatro y hasta textos filosóficos— que el mismo escritor guardó sin ningún tipo de orden y que sus estudiosos han intentado acomodar para dar más sentido al enorme trabajo de este escritor que en gran medida se mantiene inédito. Como si fuera un complejo rompecabezas, las piezas se encuentran escondidas entre pedazos de servilletas, hojas y folletos; en el reverso de sobres, cartas o al interior de  libros —donde Pessoa escribió compulsivamente a lo largo de su vida. La historia se complica aún más entre los más de cien nombres con los que Fernando António Nogueira Pessoa firmó como si fuera otras personas. A esos alter-egos que marcaron su manera de escribir —quizá para pasar desapercibido— les llamó “heterónimos.”

De este enigmático autor nacido en Lisboa hace 130 años —el 13 de junio de 1888— se sabe que cuando apenas era un niño de seis años comenzó a rubricar sus primeros poemas y algunas cartas, con los pseudónimos de Chevalier de Pas, Charles Robert Anon y Alexander Search, además de fantasear con otras realidades que llegaron a él por creación propia, por suerte o por destino.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.