Las mujeres escritoras mueven la literatura del Caribe – Gatopardo

Las mujeres mueven el Caribe

María Elena Llana, Rita Indiana y Mona Guérin: tres autoras, una de Cuba, otra de República Dominicana y otra más de Haití, lograron escapar de los géneros y temas convencionales en la literatura de sus países para proponer, desde el género fantástico, el feminismo y lo cuir, un Caribe insular muy distinto y ferozmente instalado en la actualidad.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Desde hace varias décadas gran parte de la literatura del Caribe nos ha brindado algunas de las páginas más célebres de América Latina. Desamparadas por mucho tiempo de todo seguimiento crítico exhaustivo, lo que ocurrió a la par de las álgidas situaciones político-sociales en varios de los lugares que integran geográficamente esta región, las literaturas caribeñas (un término que empleo por comodidad de sín­tesis, pero que no logra abarcar la gran pluralidad cultural, étnica y social de estos territorios) han resistido, desde su vastedad y complejidad, al gran silencio editorial que en el pasado las mantuvo enmudecidas fuera de sus países.

Primero que nada, me detendré en la división territorial, pues presentaré como ejemplo la obra de tres escritoras del Caribe insular, que está integrado por trece (a veces) “distantes” países: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Cuba, Dominica, Granada, Haití, Jamaica, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Trinidad y Tobago; dentro de esa subregión, hablaré de tres en específico: Cuba, República Dominicana y Haití. En la literatura de estos últimos, algunas categorías gozan de particular renombre y han merecido la atención específica de editoriales, críticos, académicos y lectores, lo que refleja la mayor difusión de ciertas obras. Ése es el caso del primer país: la isla de Cuba.

Sin lugar a dudas —por razones históricas que provienen desde su tardía independencia del Imperio español en 1898, pasando por la dictadura de Fulgencio Batista a principios de la década de los cincuenta del siglo pasado y hasta la Revolución de 1959—, Cuba ha sido el país caribeño más connotado a nivel político y cultural dentro y fuera de las fronteras de la región. De allí proviene una de las tres autoras de las que me interesa hablar: la periodista y narradora María Elena Llana, cuya obra, en su mayoría, ha sido adscrita por los críticos al género fantástico.

En segundo lugar, transitaré por fronteras cercanas al caso cubano para detenerme en la literatura de la dominicana Rita Indiana, una de las voces más jóvenes, audaces e interesantes de la actualidad caribeña en lo que se refiere no sólo a la literatura, sino también a la música y la cultura performática del Caribe. Rita Indiana es una artista que, desde sus composiciones, ya sean narrativas, musicales o visuales, ha planteado varios de los conflictos sociales que aquejan a su país y a la zona y también ha mostrado su abierta po­sición como disidente sexual frente a una sociedad tan religiosamente heteronormada como la dominicana.

Finalmente, hablaré de Mona Guérin, dramaturga, poeta y feminista haitiana, quien nació en Puerto Príncipe en 1934 y murió en esa misma ciudad en 2011. En este último caso estamos frente a la presencia de una de las voces francófonas más poderosas de su país que, también desde su labor como educadora, contribuyó a fortalecer algunos cambios sustanciales en los derechos de las mujeres haitianas, un tema que, aun en la actualidad, sigue siendo materia pendiente. No es menor que la extrema pobreza y las constantes crisis políticas de Haití —por cierto, el primer país del con­tinente americano en obtener su independencia— fueran ilustradas de manera tácita, junto con varias de sus contradicciones y problemas sociales, desde lo real maravilloso literario por el autor cubano Alejo Carpentier en su prólogo a El reino de este mundo (1949), su segunda novela, que habla sobre el cruento proceso de la independencia haitiana a partir del código estructural de esa ontología literaria.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.