Las portadas más polémicas sobre Donald Trump

agosto 28, 17
Redacción Gatopardo
Esta portada de TIME solía colgar en las paredes de los clubes de golf propiedad de Trump. Se trata de una portada falsa hecha para enaltecer los logros de Donald Trump tras el estreno de su reality show “El aprendiz”. Cuando la existencia de esta portada salió a la luz, TIME solicitó a Trump retirarla de sus muros.
Para su edición del 24 de agosto de 2017, la revista alemana Stern comparó a Donald Trump con Adolf Hitler mediante esta foto alterada digitalmente, en la que el presidente de EUA hace un saludo nazi. Titulada “Sein Kampf” (“Su lucha”), hace alusión a los tropiezos de Trump en su condena a los actos de violencia perpetrados por nazis, el KKK y la extrema derecha en Charlottesville, Virginia.
The Economist también criticó duramente la defensa de Donald Trump a grupos de extrema derecha que promueven el racismo en los Estados Unidos. En su editorial lo llamaron “políticamente inepto”.
En agosto de 2017, esta ilustración de portada criticó la respuesta de Donald Trump a los disturbios de Charlottesville, tras los cuales Trump defendió una manifestación de supremacistas blancos entre los que se encontraban miembros del Ku Klux Klan.
El artista cubano Edel Rodríguez fue la encargada de esta portada de Der Spiegel en su edición del 19 de agosto de 2017. Con una capucha del KKK sobre la cabeza de Donald Trump, Der Spiegel publicó el artículo “El verdadero rostro de Trump”.
En febrero de 2017, una ilustración del artista John W. Tomac fue la portada de la edición del 92 aniversario de The New Yorker. Esta imagen critica las primeras semanas de gobierno de Donald Trump, especialmente su prohibición migratoria contra países de Medio Oriente.
En febrero de 2017, la revista alemana Der Spiegel mostró a Trump decapitando a uno de los iconos de los valores estadounidenses, la Estatua de la Libertad, tras hacer pública la prohibición de entrada a EUA a ciudadanos y refugiados de siete países de mayoría musulmana que de acuerdo con él apoyan a grupos terroristas.
Esta portada de noviembre de 2016 de Der Spiegel hacía alusión a la preocupación europea tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EUA.
En octubre de 2016, TIME pidió a Edel Rodríguez una nueva versión de su portada de agosto, para enfatizar las temperamentales reacciones de Trump y de su partido en la recta final por la Casa Blanca.
La reconocida artista Barbara Kruger fue responsable de la portada de la edición pre-elecciones presidenciales de The New York Magazine. Para la revista, uno de los significados de esta portada era que EUA estaba perdiendo tras esa campaña electoral.
En octubre de 2016, a casi un mes de que se declarara la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de EUA, la revista mexicana Letras Libres se refería al candidato como “Fascista americano” y visualmente lo acercaba a Adolf Hitler.
En agosto de 2016, TIME publicó esta portada de Edel Rodríguez para representar el carácter volátil y reacciones viscerales de Donald Trump durante su campaña presidencial como candidato del Partido Republicano.
En febrero de 2016, la revista Esquire dedicaba su portada al “Odiador en jefe”, quien se encontraba en campaña rumbo a la presidencia de EUA. “No se da cuenta del efecto de sus palabras”, escribió su editor.
En la segunda semana del 2018 se siente cerca el aniversario de la inauguración de Trump y  aún se escuchan las respuestas de la Casa Blanca al libro de Michael Wolff, Fire and Fury. El diseñador de ya muchas portadas de la revista TIME, Edel Rodríguez, plasmó con su icónico estilo un reflejo de estos temas en la portada de TIME del 22 de enero.

Desde su campaña hasta sus primeros meses como presidente de EUA, éstas son algunas de las portadas más polémicas sobre Donald Trump.