El paquete económico de 2022 está alimentado de las obsesiones del presidente

El paquete económico de 2022 está alimentado de las obsesiones del presidente

El próximo año el gobierno federal continuará invirtiendo recursos cuantiosos en Pemex, a pesar de las críticas por su inviabilidad, así como en la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya. México también recurrirá más al endeudamiento y persistirá en las transferencias como política de gasto social.

Si pintamos con brocha gruesa el paquete económico de 2022, podemos decir que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador hará con los recursos públicos lo que siempre ha querido: apoyarse a sí mismo, a sus proyectos e ilusiones, cueste lo que cueste, aun cuando sea inconveniente para el país. A estas alturas del sexenio, no tendríamos por qué esperar algo distinto.

Me atrevo a decirlo con la siguiente evidencia en la mano: por el lado de los ingresos, habrá más deuda, se recortarán los impuestos que paga Pemex, el presidente todavía sueña con producir más petróleo –sin que las estimaciones sean realistas– y se buscará mejorar la recaudación, sin que ocurra la reforma fiscal que deseaban los votantes progresistas. En otras palabras, el presidente vuelve a insistir en que México dependa, como él mismo dice, de “sembrar petróleo”.

El proyecto de gobierno de López Obrador también persiste en la parte del gasto: para 2022, el país seguirá invirtiendo en proyectos muy opacos y cuestionados, como la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, además de elevar como nunca el presupuesto de Pemex. En suma: el presupuesto sigue alimentando las obsesiones presidenciales.

Empiezo, entonces, a explicar el paquete económico para el siguiente año. En él se encuentran tres documentos fundamentales para la política fiscal del gobierno federal.

Los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) son una revisión y un pronóstico del desempeño tanto de la economía y las finanzas públicas como de las principales políticas públicas que necesitan recursos. A riesgo de simplificar, estos criterios nos dan el contexto en el que se toman las decisiones fiscales y el tamaño de la alberca de recursos donde opera el gobierno federal.

Los CGPE que presentó el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, son una continuación del análisis de la pandemia de covid, el hecho económico más importante de estos años. Si el 2021 se concibió como el año de la recuperación, el 2022 pretende ser el periodo de “restablecimiento, desarrollo y responsabilidad”. Eso depende de que la estrategia de vacunación realmente termine en el primer trimestre del próximo año; entonces, se recuperarán más trabajos, particularmente, para las mujeres. En general, la Secretaría de Hacienda (SHCP) tiene la expectativa de que haya condiciones de inversión más favorables y un mejor escenario de exportaciones, liderado por la rápida recuperación de la economía estadounidense.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.