Samuel García y Mariana Rodríguez no tienen a Nuevo León en la bolsa

Samuel y Mariana no tienen a Nuevo León en la bolsa

Pese al entusiasmo del nuevo gobernador y la viralidad en redes sociales de Mariana Rodríguez, Nuevo León enfrenta un aumento de homicidios, violencia sexual y pobreza, y también ha empeorado el transporte público. En los próximos años, los neoleonenses exigirán resultados, como antes lo hicieron con el Bronco.

Samuel García, acompañado siempre de Mariana Rodríguez, acaba de tomar protesta como gobernador de Nuevo León, un estado mayoritariamente urbano –nueve de cada diez neoleoneses viven en la ciudad–, donde el 78% de los hogares tiene acceso a internet y el electorado se distingue por ser “muy volátil” y por estar “muy conectado”, tanto que “reacciona rápidamente a los estímulos para tomar decisiones electorales”, advierte Luis Ávila, director de la organización Cómo Vamos, Nuevo León.

Ante el inicio del nuevo gobierno, pese al entusiasmo de Samuel García y la popularidad de su esposa, la influencer, Mariana Rodríguez, Ávila resalta que los ciudadanos de Nuevo León cambian muy rápidamente de opinión; un botón de muestra: “la campaña fue emblemática, había una candidata puntera, luego otro candidato fue el delantero pero, al final, llegó Samuel”.

Otro ejemplo: de acuerdo con una encuesta de la organización que encabeza Ávila, para 2020, nueve de cada diez personas desaprobaban el trabajo del exgobernador Jaime Rodríguez, el Bronco, pese a que cinco años antes ganara la elección con 48.24% de los votos. Ante ese tipo de electorado, no se puede afirmar que Samuel García tenga a los neoleonenses en la bolsa; por el contrario, tendrá que demostrar su capacidad mediante políticas, resultados y acciones.

La desaprobación de Jaime Rodríguez, ahonda Luis Ávila, se explica por las omisiones de su gobierno. La última evaluación que realizó Cómo Vamos, Nuevo León revela que el 81% de sus promesas de campaña no se cumplieron y la ciudadanía terminó rechazando la manera en que el Bronco condujo el sexenio.

Un gobierno que termina tan mal como el del Bronco supone desafíos muy grandes para Samuel García. Los retrocesos más graves en Nuevo León ocurrieron respecto a los homicidios, la violencia sexual, la población en situación de pobreza y el transporte público.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.