Bajo la lente crítica de Roland Barthes - Gatopardo
roland barthes
Libros

Bajo la lente crítica de Roland Barthes

Conocido por su maestría dilucidando símbolos y sus aportaciones en la lingüística, la filosofía y la teoría literaria, Roland Barthes fue un pensador seminal para el siglo XX. Sus teorías no solo inauguraron una corriente de pensamiento, sino que dieron herramientas para pensar la vida cotidiana y las estructuras de poder.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Roland Barthes reivindicó con su obra la autonomía del lector y su relación con la obra e inauguró, en la década de los setenta, una corriente de pensamiento novedosa: lo trascendente de la obra no está en su autoría, sino en sí misma y las interpretaciones y significados múltiples que esta puede detonar en sus interlocutores.

Barthes aplicó esta teoría dentro y fuera de la academia y la trasladó a la cultura popular, aplicando los lentes de la semiótica y la lingüística en el análisis de la vida cotidiana y las estructuras de poder. Para él, la teoría era una manera de observar el mundo que engloba una decisión activa.

Barthes nació el 12 de noviembre de 1915 en Cherburgo, Normandía, una pequeña ciudad al sur de Francia. Perdió a su padre antes de cumplir un año y se crió en el pueblo de Urt y la ciudad de Bayona, desarrollando una relación muy cercana a su madre. A los once años, la familia se mudó a París, de donde nunca se fueron y donde él desarrolló la mayor parte de su vida profesional y académica. A pesar de tener una profunda avidez por las letras y la lectura, este hábito era interrumpido usualmente por una condición médica, la tuberculosis, empeorada por la falta de recursos económicos de la familia. La tuberculosis fue la que lo mantuvo alejado de la guerra, pero también de la Escuela Normal Superior, donde soñaba estudiar. Fue en esta época que Barthes descubrió su homosexualidad. 

Para 1945 Barthes concluyó sus estudios en literatura clásica con posgrados en filología. En sus tiempos libres estudiaba intensamente semiótica y teoría lingüística, acumulando centenares de fichas bibliográficas con notas. A pesar de su avidez y obvio conocimiento, Barthes no tenía exactamente un trabajo fijo, y estuvo dando clases y tomando algunos puestos académicos en varias facultades universitarias. No sería hasta 1952, cuando empezó a publicar ensayos breves en la revista francesa Les Lettres Nouvelles [Las nuevas letras], que Barthes alcanzó algo de reconocimiento.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.