Las vidas del polifacético actor venezolano Edgar Ramírez

Las vidas de Edgar Ramírez

Conversación con el venezolano Edgar Ramírez, uno de los actores latinos más cotizados del momento. Pronto protagonizará American Crime Story.

Son casi las 11 de la mañana en el centro de Los Ángeles. Es domingo, un día en que, particularmente, la ciudad apenas respira. Pero la misma tranquilidad no acompaña a Edgar Ramírez. Sentado en una silla frente al espejo, no puede dejar de mirar la pantalla de su teléfono. La cara rígida, las cejas pegada una con otra. De tanto en tanto bromea con su maquillista de cabecera, pero regresa de inmediato a la luz líquida de la pantalla. Ha llegado más de 40 minutos tarde de lo acordado. Más adelante me contará que su retraso, y por ende su inquietud, se debe a que esta mañana hubo un ataque terrorista en el Fuerte de Paramacay, en Venezuela, su país natal. Todos los días sucede algo distinto en este conflicto civil, en medio de protestas contra el chavismo y la militarización de las calles. Edgar se mantiene todo el tiempo en contacto con su familia. Para saber si los suyos están a salvo. Para saber si están vivos.

Hace un año que cambió su residencia a Los Ángeles, aunque alterna su estadía con la ciudad de Panamá. Sin embargo, viaja de forma frecuente a Venezuela. Su angustia no es para menos: las cifras oficiales reportan más de 120 muertos en los últimos tres meses del actual conflicto, aunque los fallecidos se cuentan a miles en las últimas dos décadas. Entre ellos, Edgar ha perdido a tres amigos cercanos, y sus amigos, a su vez, han perdido a sus padres, familiares y a otros amigos.

No vinimos a hablar sólo de política, se disculpa Edgar: “Me pongo muy intenso”, sonríe. Las ocho personas que le aguardábamos en el salón del hotel esperábamos ver entrar al Edgar Ramírez del cine, de quijada prominente y cuadrada, y de cuerpo robusto, labrado a golpes de entrenamiento. En cambio, aparece un Edgar Ramírez con algunos kilos encima. Parece una persona diferente, pero tenía que serlo: se encuentra en medio del ajetreo de las grabaciones de American Crime Story, en cuya segunda temporada interpretará el papel de Gianni Versace, el diseñador italiano. “Pasta, mucha pasta, y nada de ejercicio”, revela, como un secreto, a mitad de una sonrisa discreta. Más allá de lo físico, la adaptabilidad de su cuerpo es una alegoría de su capacidad para adecuarse a un nuevo proyecto, sin moldes.

Le gusta la moda, y más que la moda, el estilo. Tan es así que, desde hace tiempo, tiene una estrecha relación con la relojera suiza Vacheron Constantin. Para la sesión de fotos, es muy meticuloso en seleccionar aquello que le agrada y no le preocupa hacer a un lado aquello que no va con su personalidad.

Hace ya un año, en septiembre de 2016, recibió una llamada de Ryan Murphy, uno de los productores de cine y televisión más prolíficos de los últimos tiempos, premiado por las series Nip/Tuck, Glee y American Horror Story. Edgar Ramírez, dice, llevaba tiempo intentando unirse a uno de sus proyectos, pero no fue hasta ahora cuando recibió la invitación de protagonizar la segunda entrega de American Crime Story, la más reciente apuesta de Murphy.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.