Un latino llega desde Dinamarca. Conversación con Viggo Mortensen.

Un latino llega desde Dinamarca

Luego de saltar a la fama al interpretar a Aragorn en la saga El señor de los anillos , Viggo Mortensen ha construido una de las carreras más prolíficas de su generación. Ha interpretado personajes disímiles en Hollywood, Europa e Iberoamérica.

Es una mañana de octubre de 2014. Por el patio del Museo Franz Mayer, en la Ciudad de México, viene caminando Viggo Mortensen rodeado de su equipo de publirrelacionistas. Es un hombre de 56 años, rubio pero con el cabello encanecido, viste jeans y blazer, que combina con una playera rojiazul del equipo de fútbol San Lorenzo, de Argentina, donde vivió gran parte de su infancia y país al que indudablemente se siente ligado. El actor entra a un salón para atender esta entrevista exclusiva para Gatopardo, seguida por la sesión fotográfica que acompaña esta nota. Afuera quedan curiosos, visitantes y empleados del museo, que miran por las ventanas en espera de que “Aragorn” salga y puedan tomarle una foto, pedirle un autógrafo, aunque sea tocarlo.

El protagonista de A History of Violence, de David Cronenberg, y la taquillera saga El Señor de los Anillos, de Peter Jackson, está de visita en México después de ser nominado a un Premio Fénix de Cine Iberoamericano a la Mejor Interpretación Masculina por la película de Lisandro Alonso, Jauja. Horas después, esa misma noche, Mortensen terminará llevándose el galardón en el Teatro de la Ciudad, dejando fuera de la contienda al guatemalteco Brandon López, al peruano Fernando Bacilio, y a los españoles Álex Brendemühl y Antonio de la Torre. “Es un honor ser considerado un actor latinoamericano, me crié en Sudamérica y es mi casa”, dirá ante los medios de comunicación tras bambalinas, con el premio en sus manos diseñado por Artur Lescher.

Dirigido por cineastas de talla de Cronenberg, Jackson, Walter Salles, Gus Van Sant y Brian de Palma, entre otros, Mortensen ha buscado ir más allá de Hollywood al experimentar sus límites como intérprete participando en proyectos 
independientes donde el estilo, los tonos y hasta los presupuestos, son diferentes. Su polifacética carrera se complementa con la incursión en oficios que nadie esperaría de una estrella del cine norteamericano: editor y poeta, músico de jazz y compositor, fotógrafo y hasta pintor (las pinturas de A Perfect Murder, por ejemplo, eran realmente suyas); además de ser un políglota que habla lo mismo en inglés, que en español, danés, francés, sueco y hasta noruego.

Bajo la lente de los españoles Ray Loriga o Agustín Díaz Yanez, ha interpretado a personajes como el Capitán Alatriste, de la mítica novela de Arturo Pérez-Reverte llevada a la pantalla grande en 2005, Alatriste. Después de participar en la ópera prima de la argentina Ana Piterbag, Todos tenemos un plan en 2012, Mortensen vuelve a hacer cine argentino de la mano del director y guionista Lisandro Alonso en Jauja, ganadora del premio de la crítica en Cannes, donde participan actores argentinos y daneses como Mariano Arce, Adrián Fondari, Diego Román, Ghita Nørby y Viibjørk Malling Agger. Una película filmada en formato 1:1, una suerte de encuadre, con ese ritmo pausado y contemplativo que Alonso ya había plasmado en sus filmes previos como Los muertos y La libertad. Es sin duda una cinta polémica, que al presentarse en San Sebastián recibió aplausos de aprobación, pero también silbidos.

Después de su tibia recepción en Argentina, el crítico de cine Diego Lerer escribió en su blog: “convertida en ‘objeto maldito’, celebrada por los festivales más vanguardistas y los críticos más dispuestos a apoyar este tipo de cine, Jauja se ha convertido en un pequeño mito local e internacional”. Este próximo marzo, llegará a probar suerte a las salas de cine comerciales mexicanas.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.