Pesadilla de una cabaretera en la cuarentena - Gatopardo

Pesadilla de una cabaretera en cuarentena. El teatro en confinamiento

“El teatro es lo opuesto al aislamiento”. Marisol Gasé es una actriz que lucha por la comedia política en México. Actúa y escribe cabaret para teatro, televisión o radio. A partir de la reciente muerte de Héctor Suárez, ella nos entrega una crónica de sus días en cuarentena.

A Gil, mi amor compañero en pandemia.

Soy una actriz de teatro y estoy confinada. Tengo un teatro hermoso que está cerrado desde hace cuatro meses. Todavía nos da terror: mantenemos a 26 familias. Cerrar es el horror para cualquier teatro en el mundo. Pero supongo que Las Reinas Chulas (la compañía de cabaret de la que formo parte desde hace 22 años) reaccionamos muy rápido a la pandemia. Ya nos pasó con el AH1N1 y con el temblor de 2017. Solo que nunca habíamos cerrado por tanto tiempo y mucho menos sin certeza alguna de reapertura. Tanta incertidumbre, nos estruja las entrañas.

Las Reinas Chulas no hemos podido abrazarnos en las pérdidas que hemos sufrido. Perder al padre de Ana Francis Mor, una de nosotras, nos hizo recordar que hemos estado tantos años juntas en lo bueno, lo maravilloso y lo gozoso; hemos escrito más de 75 espectáculos juntas, hemos viajado con nuestro trabajo a lugares inimaginables como Berlín —la cuna del cabaret—; y también nos hemos acompañado en lo malo: en nuestras bodas, velorios, divorcios, un accidente horrible en carretera, las crisis. Siempre de alguna forma el escenario nos salva, nos une, a pesar de esta distancia insana.

No tengo noción del tiempo, pero muy pronto después de cerrar el teatro imaginamos impartir cursos y hacer shows en línea, para seguir manteniendo nuestro proyecto del Teatro Bar El Vicio; hacemos farsa política, crítica social, siempre a través del humor, enfocado a los derechos humanos, sobre todo en la violencia contra las mujeres, y todo lo que es regido por la risa, la guaza, el gozo, la noche, el alcohol y la sexualidad. En el cabaret, el personaje más importante es el público, porque las carcajadas, los chiflidos y los aplausos son nuestro termómetro para saber si vamos bien.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.