La nueva galería de la familia Guggenheim está en Tulum

La galería de la familia Guggenheim

La nueva galería de la familia Guggenheim está en Tulum

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tulum tiene un nuevo hot spot, la galería IK Lab, dirigida por Santiago Rumney Guggenheim, bisnieto de Peggy Guggenheim,  una de las coleccionistas y protectoras de arte más influyentes del siglo XX.

A lo largo de su vida, Peggy reunió una colección de arte moderno inigualable, además de que apoyó los tres movimientos artísticos más importantes del último siglo: el cubismo, el surrealismo y el expresionismo abstracto. Continuó coleccionando arte durante la Segunda Guerra Mundial, en Nueva York, donde ofreció su indispensable apoyo a la emergente escuela americana de Expresionismo Abstracto, desde su galería-museo Art of this Century. Al acabar la guerra, en 1947, se trasladó a Venecia, donde consolidó su colección de arte y vivió hasta su muerte, en 1979.

Ahora, casi cuatro décadas después de su fallecimiento, su bisnieto inaugura una galería de arte contemporáneo en el hotel boutique Azulik, en Tulum. Será un espacio único, con paredes curvas, pisos ondulados y enormes ventanas y puertas de vidrio circulares. Cada superficie está cubierta de enredaderas obtenidas de manera sustentable de las selvas locales, además, la vida vegetal brota de las paredes, el techo y el piso.

Guggenheim Tulum, int2

Fotografía vía IK Lab

Los cómplices de esta aventura

En el proyecto también participó el fundador de Azulik, Jorge Eduardo Neira Sterkel. La experiencia en IK Lab exige una conexión plena con tus sentidos: debes estar descalzo y mantener el equilibrio mientras recorras sus espacios.

“Queremos activar la mente de los artistas para crear un entorno completamente diferente. Estamos desafiando a los artistas para que hagan un trabajo para un espacio que no tiene paredes o suelos rectos, ni siquiera tenemos paredes realmente, son más formas que salen del piso”, expresa Guggenheim acerca de la inauguración de IK Lab.

Neira Sterkel diseñó el espacio artístico, después de abrir Azulik hace 13 años. Su enfoque poco convencional de la arquitectura no implica dibujos o planos, sino que imagina sus espacios sobre la marcha. Esta arquitectura “rara” fue lo que motivó al joven Guggenheim a unirse a la aventura, y recuerda que la primera experiencia de caminar en la galería fue alucinante, las paredes curvas le recordaban al arte que su bisabuela coleccionaba.

La historia detrás del proyecto

A principios de este años, en su viaje anual a Tulum —un destino con el que tiene una fuerte conexión— Rumney redactó rápidamente una propuesta para un programa de galería y se la envió a Neira Sterkel, diciéndole que podía quedarse en Tulum y continuar con el desarrollo de la misma.

Sólo una hora antes de su vuelo de regreso a Nueva York, recibió un mensaje de texto de Neira Sterkel diciéndole: “Bien, hagámoslo” y Rumney canceló su viaje para ponerse a trabajar en la galería.

La galería IK LAB es simplemente “la punta del iceberg”, ya que se planea que sea un proyecto mucho más amplio, con el desarrollo de una escuela de arte para jóvenes locales y una residencia artística multidisciplinaria, en la cual se acogerán a 14 artistas que trabajen en diversos medios creativos, desde la pintura y la escultura hasta la moda, la música y las artes culinarias. Estas iniciativas se desarrollarán en la selva de Tulum, a unos 20 kilómetros de Azulik.

Guggenheim Tulum, int1

Fotografía vía IK Lab

Inspiración artística

Abrir una galería en Tulum no siempre es fácil, admitió Rumney en entrevista con Artsy: “Puede ser difícil obtener materiales (no hay una ferretería cercana, por ejemplo), pero me entusiasma el potencial de IK LAB. Puedes hacer cualquier cosa en este espacio, la altura del techo, los árboles que crecen a través de ella, las formas… todo se puede usar, podemos combinar estas pieza de arte con otras piezas de arte”.

La naturaleza inusual de la galería pone a pensar a los galeristas y coleccionestas de arte… ¿Rumney Guggenheim está buscando construir algo sobre el impresionante legado de su familia? “Pusieron un estándar muy alto y no puedo comparar lo que estoy haciendo con lo que mi familia logró. Pero, sí quiero hacer las cosas de manera diferente, de verdad, solo estoy siguiendo mis instintos”.


También te puede interesar:

El último viaje de Anthony Bourdain

Galería Breve: El camino de un coleccionista

Galería Luis Adelantado: Amor de verdad

 

Síguenos en twitter

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.