The Glenlivet: para reconocer el ejemplo de nuestros padres

The Glenlivet: un whisky de malta para reconocer el ejemplo de nuestros padres

El Día del Padre es la ocasión ideal para homenajear a nuestro héroe favorito, ese que nos toma de la mano y, a partir de su cúmulo de experiencias, nos ayuda a vencer todo tipo de obstáculos. Y qué mejor que hacerlo con uno de los más destacados whiskys escoceses de malta que existen: The Glenlivet, cuyo sello radica en el lujo de compartir momentos imborrables.

Tiempo de lectura: 2 minutos

A diferencia de los whiskys de mezcla, creados a partir de la combinación de bebidas provenientes de diferentes granos y destilerías, un whisky de malta única (single malt) es elaborado a partir de una sola cebada malteada, destilada dos veces como mínimo en alambiques de cobre y puesta a añejar en una región propia de Escocia, denominada Speyside, que se caracteriza por sus ondulantes colinas.

En el caso específico del whisky The Glenlivet de la casa Pernod Ricard, su nombre proviene del valle de origen Glen que es atravesado por el río Livet. En ese lugar, en 1824, se estableció la primera destilería que produjo whisky de manera legal en el mundo y desde entonces la marca se caracteriza por generar nuevos estándares en el whisky al experimentar con sus diversos acabados: The Glenlivet Reserva del Fundador, The Glenlivet 12, The Glenlivet 15 y The Glenlivet 18, según se explica en el libro electrónico preparado por la marca y que lleva por nombre The Glenbook.

Isis Arias, coordinadora del portafolio Prestige en Pernod Ricard, señala que este whisky es ideal para personas que “son exigentes con lo que consumen pero que al mismo tiempo buscan romper con lo establecido y están en constante búsqueda de nuevas cosas”. Lo elegiría para celebrar esta ocasión, añade, “por el lujo de tener a mi padre, su guía y dedicación”, al regalarle un whisky que es “la expresión pura de Escocia: afrutado, floral, dulce y ligero y que proviene de una sola malta y de un solo grano, añejado por doce, quince o dieciocho años”.

Brindar por nuestros padres en este día, que se celebra tanto en México como en otros países de América Latina, es la ocasión perfecta para homenajearlos y recordar sus hazañas cotidianas, tal como lo hizo, por ejemplo, el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince a través del singular libro de memorias El olvido que seremos, en el que, de una manera paciente, amorosa, tierna y también desgarradora, reconstruye la vida de su padre, Héctor Abad Gómez, el reconocido médico, ensayista, profesor universitario y defensor de la igualdad social y los derechos humanos que, al especializarse en temas de salud pública, pudo beneficiar de manera colectiva a muchas personas en su país natal. El libro de Abad Faciolince presenta, en síntesis, la figura de un auténtico héroe recordado desde la perspectiva íntima y cariñosa del hijo.

Ofrecido como regalo, The Glenlivet puede ser un elogio a esa figura paterna que ayuda a sus hijos a crecer y los ampara con su sombra protectora, cual frondoso árbol. En esta celebración del Día del Padre, podemos cerrar los ojos para paladear sorbo a sorbo este whisky de una sola malta y evocar muchos de los momentos virtuosos que hemos compartido con nuestros papás.

Es aquí donde nos es útil la recomendación de Isis Arias: “The Glenlivet (en cualquiera de sus presentaciones) es un whisky que prefiero tomarlo puro. El beneficio es que se disfruta cada nota de sabor y olfato, sin que nada lo modifique. Sin embargo, y aquí viene la segunda sugerencia, agregarle hielo al vaso potencia más sus notas de cata”.

 

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.