El 15 de septiembre y la Independencia: el costo de la fiesta en el Zócalo

¿Cuánto cuestan el Grito de Independencia y el desfile militar?

Con el regreso de las grandes multitudes al Zócalo tras la pandemia, la Presidencia de la República ha preparado un gran festejo, que incluye a Los Tigres del Norte. El costo de las celebraciones anteriores, tanto de AMLO como de Peña Nieto, tiene una tendencia: suele subir mientras más años pasan en el cargo.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Este 15 de septiembre, por primera vez desde 2019, Andrés Manuel López Obrador saldrá al balcón de Palacio Nacional para celebrar la independencia de México ante la multitud que se dará cita en el Zócalo. AMLO disfruta a su público y lo ha echado de menos en los últimos años: “Tenemos muchas ganas de vernos, ya ha pasado mucho tiempo y tenemos que congregarnos en el Zócalo democrático”, dijo a finales de 2021, cuando invitó “a todas y a todos” a acudir a su cuarto informe de gobierno. Esta vez AMLO planeó una verdadera fiesta como regreso triunfal después de la pandemia, pero ¿cuál será el costo y cómo se compara con el de años anteriores?

La Presidencia de la República anunció que los Tigres del Norte darán un concierto para los asistentes. Todavía no se sabe cuál será su costo; al respecto, el vocero Jesús Ramírez Cuevas anunció que el grupo les hará un descuento, pedirán “menos de lo que cobran regularmente”. También se instalarán pantallas gigantes, para quienes no encuentren lugar en el abarrotado Zócalo.

Esta no es la primera vez que AMLO prepara un gran espectáculo como preludio a su Grito de Independencia. El 15 de septiembre de 2019, el gobierno organizó una “verbena popular”, con diferentes shows de representantes de todos los estados del país y conciertos de Eugenia León y la Banda Limón. Según Expansión Política, la Presidencia pagó 4 millones de pesos por la verbena, y 9.5 millones de pesos para el resto de la celebración (“por la cena, los adornos, el equipo de audio, los escenarios y la iluminación”, se lee en la nota). El monto total fue de 13.5 millones de pesos. Fue el Grito más barato desde finales de la presidencia de Calderón.

Sin embargo, este evento, como muchos otros del gobierno de AMLO, se le otorgó a Yazmín Adriana Bolaños por asignación directa. Según una investigación de Sandra Romandía y Santiago Alamilla, publicada en Eme Equis, hasta 2020 una “red de empresas con características de ‘fantasma’, recibió más de 37 millones de pesos para organizar aniversarios luctuosos de héroes nacionales, el propio Grito de Independencia y otras celebraciones.

Para el 15 de septiembre de 2020, las multitudes se esfumaron debido al covid. Ante un Zócalo vacío, AMLO dio su segundo Grito de Independencia, pero el costo fue de 14.7 millones de pesos. El más reciente, el 15 de septiembre de 2021, nuevamente ocurrió ante un Zócalo desolado, pero el costo volvió a subir: fue de 18.3 millones de pesos.

Hasta el momento, el gobierno de la llamada Cuarta Transformación ha sido discreto con el costo de este 15 de septiembre. Sin embargo, los gastos han aumentado en los últimos dos años, a pesar de la falta de espectáculos y la pandemia.

El costo del Grito de la Independencia

Las cenas canceladas de Peña Nieto
El expresidente priista tuvo una relación muy agria con los festejos patrios. En más de una ocasión, las celebraciones coincidieron con momentos de crisis en México. Peña Nieto suspendió tres cenas presidenciales al hilo durante su mandato. En 2015 y 2016 se anunció que la gala se cancelaba por motivos de austeridad. En 2017, unos días antes del Grito de Independencia, un terremoto de magnitud 8.2 sacudió a Chiapas; murieron 102 personas, cientos más quedaron heridas y miles terminaron afectadas por el desastre. No hubo gala presidencial ese año: Peña Nieto dijo que el gobierno estaba enfocado en coordinar la asistencia a los damnificados. Hubo Grito pero no cena. Cuatro días después, tembló en Puebla. Murieron 370 personas y miles fueron heridas. Peña Nieto declaró tres días de luto nacional.

En 2013, el primer año de su sexenio, Peña Nieto tuvo que abandonar la cena del 15 de septiembre para lidiar con la emergencia provocada por el huracán Manuel en las costas de Guerrero y Oaxaca. Las inundaciones y deslaves dejaron 157 muertos. En 2014 nuevamente se tuvo que excusar de la cena para lidiar con otra emergencia natural: el paso del huracán Odile por las playas de Baja California. Tan solo diez días después, 43 estudiantes fueron secuestrados y desaparecidos en un ataque en el que participaron fuerzas del Estado mexicano. Ayotzinapa fue el momento clave del sexenio de Peña Nieto. El legado que dejó la desaparición de los normalistas marcó su presidencia y lo acompañó en cada aparición pública, en especial, en las de septiembre.

Sin embargo, ni los desastres naturales ni las medidas de austeridad ni su índice de aprobación de tan solo 18% al final de su mandato apagaron las celebraciones. Peña Nieto celebró su primer Grito de Independencia con un gasto de 17.4 millones de pesos. Conforme avanzó su sexenio, el costo fue aumentando. El 15 de septiembre de 2014 se desembolsaron 18.9 millones de pesos. En 2015 y 2016, a pesar de las medidas de austeridad que provocaron la cancelación de la cena, el costo fue de 19.1 millones de pesos y 18.9 millones de pesos respectivamente. En 2017, el tercer año sin cenas, el gasto fue de 20.5 millones. Al final de su sexenio, en 2018, el festejo de la Independencia de México fue el más caro: 20.9 millones de pesos. Todo estos datos provienen de documentos obtenidos a través de la Plataforma de Transferencia.

El bicentenario multimillonario de Calderón
Felipe Calderón tuvo un paso menos tormentoso por los festejos del 15 de septiembre. Sin embargo, su mandato coincidió con la celebración de 2010, cuando se conmemoraron el centenario de la Revolución mexicana y el bicentenario de la lucha de Independencia. En ello su gobierno gastó 4 mil de millones de pesos en eventos, espectáculos y monumentos para celebrar los dos acontecimientos más importantes de la historia de México —esto a pesar de que los organizadores afirmaron que se había gastado mucho menos, 2,900 millones.

El expresidente panista no escatimó en gastos para su primer Grito de Independencia: su costo fue de 18.8 millones de pesos. A diferencia de Peña Nieto, Calderón cerró su presidencia con festejos baratos. Su último Grito de Independencia en el Zócalo tuvo un presupuesto de tan solo 13.6 millones de pesos, y un año antes, en 2011, fue de 12 millones de pesos. Aunque Calderón fue un presidente mucho más conservador en sus gastos, el más polémico —y por el que aún se le recuerda— fue la construcción de la Estela de Luz. El monumento, repudiado por muchos capitalinos, costó 1,139 millones de pesos.

Guardia Nacional: protagonista del 2022
Aunque AMLO, en términos comparativos, no ha gastado excesivamente en las fiestas del 15 de septiembre, está siguiendo la tendencia de Peña Nieto, aumentando el costo cada año. En 2021 superó la celebración más barata de Peña Nieto (17.4 millones en 2013); si el líder de Morena continúa este patrón, podríamos esperar un gasto similar o superior al que se hizo en 2021 (18.3 millones de pesos), en especial, por el regreso de la gente al Zócalo y los conciertos planeados.

Esta vez todos los ojos están puestos en la Guardia Nacional, pues apenas un día antes de este 15 de septiembre, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma constitucional que alarga diez años la asignación de las tareas de seguridad pública a las Fuerzas Armadas. El dictamen obtuvo 335 votos a favor, 152 en contra, una abstención y 12 ausencias. En total, doscientos diputados de Morena aprobaron la reforma (salvo por un voto en contra y dos abstenciones), lo que desató fuertes críticas entre los activistas, periodistas y ciudadanos que se oponen a la militarización del país. El PRI, finalmente, sumó 64 votos a la reforma. Todos los diputados del Verde y del PT se aliaron con este cambio. Ante las críticas, el presidente dijo que no le interesa la guerra ni militarizar a México, pero admitió que, tras llegar a los Pinos, “cambió de opinión” en cuanto a devolver a las tropas a los cuarteles.

Pese a que muchas voces consideran que esta es una señal ominosa para el país, el 2022 contará con la presencia estelar de la Guardia Nacional. AMLO dijo que el nuevo apéndice del ejército será uno de los protagonistas del desfile de la Independencia. En cuanto al costo del desfile, el año pasado se destinaron por lo menos 8.7 millones de pesos para su realización.

El ejército ha sido una constante en las celebraciones y eventos del presidente López Obrador, incluso en los shows culturales. Después de su primera ceremonia de 2019, AMLO ofreció un espectáculo musical con un conjunto de mariachis que pertenecen a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y a la Secretaría de Marina. (Semar) Dos meses antes, su primer informe de gobierno —el famoso AMLOFEST— también contó con la participación de este grupo de mariachis. Según información de Forbes, el AMLOFEST costó más de tres millones de pesos.

A días de su reencuentro con el público, en el evento patriótico más importante del año, AMLO llega más cercano que nunca a las fuerzas militares. Con la entrada formal y legal de la Guardia Nacional a la Sedena, la Ciudad de México se encontrará a un Lopez Obrador que, tras dos años frente a un Zócalo Vacío, está listo para ver las calles llenas de nuevo. Llenas de gente o, en su defecto, de soldados de su Guardia Nacional.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.