A 50 años de los crímenes de Charles Manson
Quentin Tarantino retoma en su más reciente película esta mediática serie de asesinatos.
mayo 24, 2019

Roman Polanski le pidió a Julian Wasser fotografiara la escena del crimen con su Polaroid, como lo hacía la policía. Quería darle las imágenes a un psíquico para que las estudiara y así encontrar quiénes eran los asesinos de su esposa, la actriz Sharon Tate.

Wasser, conocido fotógrafo de la revista Life y autor de famosos retratos a la familia de Joan Didion en la década de los sesenta, había escuchado en la radio que Tate fue asesinada junto con cuatro personas más en Beverly Hills.

Sin embargo, varios días después de ese 9 de agosto de 1969, nadie sabía aún que el crimen en casa de Tate y Polanski había sido obra de la Familia Manson.

“La policía no podía deducir nada. Los cuchillos y prendas de ropa fueron hallados por el equipo de grabación de ABC”, dice Wasser en una entrevista para The Guardian de 2014.

Inmerso en un profundo shock, Roman Polanski deambulaba por los cuartos de su casa y cuando llegó al que estaba preparado para la pronta llegada de su hijo con Sharon, que tenía ocho meses y medio de embarazo al momento de su asesinato, el cineasta no pudo contener el llanto. En esa habitación había decenas de fotografías de la actriz de películas como La danza de los vampiros y El valle de las muñecas.

Ese 9 de agosto todo cambió para Hollywood. Nadie se sentía seguro en el vecindario donde las celebridades solían pasear despreocupadas. “No era como lo es ahora: no había paparazzi, no había secciones VIP ni seguridad. Era un tiempo de inocencia”.

Charles Manson

Charles Manson

***

Así también lo expresó Brad Pitt, quien protagoniza la más reciente película dirigida por Quentin Tarantino, Había una vez en Hollywood, junto a Leonardo DiCaprio y Margot Robbie.

“Lo que asusta a tantos hasta el día de hoy es esa mirada tenebrosa y sobria al lado oscuro de la naturaleza humana. Ese momento fue esencialmente la pérdida de inocencia y es de lo que habla la película”, dijo el actor en conferencia de prensa tras la proyección de la película en el Festival de Cine en Cannes 2019.

La fascinación por las historias que rodean los asesinatos comandados intelectualmente por Charles Manson hace 50 años se debe a lo “incomprensible del suceso”, explica el propio Quentin Tarantino.

“¿Cómo era capaz de conseguir que estas chicas y estos jóvenes se sometieran a él? Parece incomprensible. Entre más sabes, más oscuro se torna todo”, dijo el cineasta sobre su noveno filme.

El 9 de agosto de 1969 Linda Kasabian, Tex Watson, Susan Atkins y Patricia Krenwinkel asesinaron a Sharon Tate junto a Wojtek Frykowski, Abigail Folger y Jay Sebring, amigos de la actriz. El cuerpo de Steven Parent, un adolescente de 18 años también fue hallado en la residencia. El chico estaba ahí para visitar al vigilante, que dormía en una cabaña contigua a la casa de Tate.

El cuerpo de Sharon Tate tenía múltiples heridas de cuchillo por todo el cuerpo, aunque murió por ahorcamiento. Con su sangre pintaron tres frases en las puertas de su casa, una de ellas decía “PIG”, en alusión a la canción “Piggies” de The Beatles.  Al siguiente día Manson ordenó el asesinato de dos personas más, el matrimonio LaBianca, que vivía a una hora de la residencia Tate-Polanski. Manson entró a la casa de la pareja y los amarró para luego dejar que sus seguidores los asesinaran.

Los cuatro miembros de La Familia dijeron en tribunales ese mismo año que asesinaban bajo órdenes de Charles Manson, quien había formado una extraña comuna en California. La Familia se sostenía ofreciendo paseos a caballo en el Rancho Spahn y al grupo pertenecían también otros famosos de la industria del espectáculos como Dennis Wilson, miembro de The Beach Boys.

La personalidad de Charles Manson permanece indescifrable hasta hoy, aún para los psicoanalistas, quienes han estudiado tanto al líder y fanático de los Beatles, como a sus seguidoras, que ejecutaban sus planes.

“Desde el psicoanálisis sólo es posible hacer una hipótesis, no podemos hacer una aseveración contundente como lo haría la psicología o la psiquiatría”, asevera el doctor Juan Carlos Muñoz Bojalil, profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Sharon Tate y Roman Polanski

Sharon Tate y Roman Polanski

***

Nadie conocía los motivos de Manson y los argumentos de sus seguidoras eran simplemente que obedecieron sus órdenes. Tras la enorme atención mediática que recibieron estos crímenes, decenas de fanáticos se raparon y marcaron en su frente una esvástica para lucir como el asesino en muestra de apoyo. Posteriormente Manson dio a conocer los motivos por los que cometió estos homicidios: una mala interpretación de la canción de “Helter Skelter” de los Beatles, la incomprensión del White Album y una teoría de conspiración racista.

El año anterior había sido proclamado como el verano del amor y la contracultura había tenido éxito con diferentes protestas contra el machismo, el racismo y la guerra. La rapidez con la que todo cambió en cuestión de un año es otro de los grandes temas que aborda la película de Tarantino. “En este barrio todo puede cambiar… así”, dice el trailer.

“Si (los asesinatos) se hubieran escrito como ficción, nadie los habría leído. Parecerían muy exagerados. Después de todo, la historia tiene de todo: letras de los Beatles escritas en sangre, citas de la Biblia y buenos chicos de familias promedio que fueron persuadidos para cometer asesinatos”, dijo el fiscal que procesó a Manson, Vincent Bugliosi, a The Observer en 2009.

En diciembre de 1969, la revista Life le dio su portada a Charles Manson con una fotografía de él en custodia, titulada “Culto de amor y horror”.

Este 2019, a cincuenta años de lo sucedido, se estrenó también la película The Hunting of Sharon Tate con la actriz Hilary Duff y Netflix estrenó una serie sobre el asesino en serie Ted Bundy, como otro ejemplo de la obsesión actual que persiste en estos malhechores.

Según Muñoz Bojalil, este tipo de asesinos suele tener un interés en la fama o en pasar a la historia de alguna manera. “A diferencia de la fama o el reconocimiento que se puede alcanzar a través de cualquier trabajo, en un asesinato hay una relación con lo transgresor, lo mítico o una forma de garantizar una diferencia con el resto de los humanos”, dice.  Eso explica también parte de la explosión mediática que generan estos hechos.

Además de películas y documentales hay libros y canciones que han retomado esta historia a lo largo de estos 50 años.  Músicos, autores y cineastas que se inspiraron en Charles Manson para sus obras.

Dianne Lake, una ex miembro de La Familia que no participó en los asesinatos de agosto, publicó recientemente sus memorias al respecto y ha dicho que varias personas la han buscado para decirle que eran seguidores de Manson.

Por otro lado, hace un año, amistades de Tate como la actriz Mia Farrow y otros miembros de su círculo cercano prefirieron rememorar a las nueve víctimas de Manson y familia, que hacer alusión a el asesino, para dejar de inflar su nombre.


También te puede interesar:

La ciudad de Al Capone

La doble tragedia de Joan Didion

Los demonios de Brian Wilson

Gatopardo Recomienda

Ver Más