Harvey Weinstein, acusado de abuso y acoso sexual, libre bajo fianza

Harvey Weinstein está libre

¿Qué significa para el movimiento MeToo la entrega y posterior liberación del productor hollywoodense y acosador sexual?

Este viernes, casi ocho meses después de que una serie de acusaciones de abuso y acoso sexual en su contra fueran publicadas por The New York Times y The New Yorker, el productor estadounidense Harvey Weinstein fue arrestado y procesado por cargos de violación en primer grado, violación en tercer grado y acto sexual criminal en primer grado, según informaron fuentes legales a los medios estadounidenses.

Sin embargo, su detención no fue el esperado fin para el caso que originó el movimiento #MeToo y la asociación de apoyo TIME’S UP, sino uno de los procesos a cumplir en un largo camino al castigo. El productor fue liberado después declararse inocente y pagar una fianza de un millón de dólares en efectivo, prevista dentro de un arreglo negociado con anticipación.

***

También podría interesarte:

Un Pulitzer para Me Too

Salma Hayek se suma a las denuncias contra Harvey Weinstein

Vámonos respetando, llamado contra la violencia de género

***

Weinstein, considerado una de las figuras más importantes en la industria del entretenimiento estadounidense en los últimos treinta años, librará la primera parte del proceso legal en libertad, con restricciones de viaje al extranjero y usando un brazalete que permite conocer su ubicación exacta, en caso de una potencial fuga.

Aunque Weinstein sólo enfrente tres cargos, estos podrían aumentar considerablemente en los próximos días ya que, al menos públicamente, 85 mujeres han declarado haber sido hostigadas o abusadas sexualmente por Weinstein desde mediados de la década de los noventa, entre ellas Asia Argento, Kate Beckinsale, Cara Delevigne, Ashley Judd, Angelina Jolie, Rose McGowan, Lupita Nyong’o, Gwyneth Paltrow, Mira Sorvino, Eva Green, Uma Thurman y Salma Hayek.

Durante el proceso previo al juicio al productor, la fiscalía de distrito de Manhattan entrevistará a decenas de víctimas, testigos y empleados de Weinstein en Miramax, productora de filmes como Tiempos violentos (Pulp Fiction) y Scream: Grita antes de morir (Scream), y The Weinstein Company, compañía responsable de las cintas El discurso del rey (The King’s Speech) y El artista (The Artist), ganadoras del Oscar a Mejor Película en 2011 y 2012, respectivamente. Además, un jurado de investigación revisará otras acusaciones de índole sexual, así como posibles delitos financieros relacionados al pago para mantener dichas acusaciones en silencio o fuera de tribunales.

“Tenemos la intención de actuar rápidamente para descartar estos cargos”, expresó el abogado Benjamin Braffman, defensor del productor a su salida de la corte, “Creemos que tienen defectos constitucionales, que no están respaldados por los hechos y creemos que al final del proceso, el Sr. Weinstein será exonerado”.

Aunque la libertad momentánea de Weinstein deja un sabor amargo entre las múltiples víctimas de acoso sexual por parte de figuras poderosas en su rubro, su enjuiciamiento marca un importante precedente para el movimiento #MeToo, probando que cualquier persona, sin importar su relevancia o poder, puede ser llevado ante las autoridades y castigado si se comprueba su culpabilidad.

Harvey Weinstein libre bajo fianza, int1

Luc Besson

En días recientes, otras dos figuras del cine fueron acusados de conducta sexual inadecuada. Paralelo al fin del pasado Festival de Cannes, donde la actriz francesa Asia Argento alzó la voz en contra del encubrimiento sistemático de abusadores sexuales por parte de la industria, el director Luc Besson fue denunciado ante las autoridades policiales parisinas por una actriz que aseguró haber sido drogada y violada en el hotel Bristol de la capital francesa.

Besson, director de El perfecto asesino (León: The Professional), El quinto elemento (The Fifth Element) y Lucy, negó las acusaciones por medio de su abogado, Thierry Mermbert, tachándolas de fantasiosas.

Durante la semana, el actor estadounidense Morgan Freeman también fue acusado de conducta inapropiada por ocho mujeres. En la denuncia, publicada por CNN el miércoles 23 de mayo, se detallan comportamientos que hacían que las mujeres involucradas en sus proyectos, incluyendo la comedia Golpe de estilo (Going in Style), se sintieran incomodas o intimidadas.

Freeman, ganador del Oscar a mejor actor de reparto por Golpes del destino (Million Dollar Baby), se disculpó posteriormente en un comunicado de prensa: “Cualquiera que me conozca o haya trabajado conmigo sabe que no soy alguien que ofendería de manera intencionada o haría que alguien se sintiera incómodo a sabiendas. Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómoda o faltada al respeto; esa nunca fue mi intención”.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.