Los chicos que están cambiando las leyes estadounidenses

Los chicos al frente de Never Again MSD

Cinco adolescentes estadounidenses están movilizando a su sociedad para cambiar las leyes sobre el uso de armas en su país.

El 14 de febrero del 2018, Nikolaz Cruz, un estudiante de la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, sacó un fusil semiautomático tipo AR-15 calibre 5,56 mm y disparó en todas direcciones al interior de la escuela. Diecisiete estudiantes y maestros fallecieron y catorce fueron heridos y hospitalizados. Menos de una semana después, cinco sobrevivientes ya habían organizado un movimiento para detener la venta de armas en Estados Unidos y dos meses después miles de personas en todo el país protestaban a su lado en una marcha multitudinaria en la capital del país.

El movimiento se llama Never Again MSD (por las iniciales de la escuela) y fue formado por Emma González, David Hogg, Jaclyn Corin, Alex Win y Cameron Kasky, estudiantes de la secundaria Marjory Stoneman Douglas. Para ellos era inconcebible que los políticos mandaran oraciones y condolencias, en vez de hacer algo al respecto, así que, desde la sala de Kasky, tomaron las riendas del asunto y le dieron vida a uno de los movimientos sociales más grandes que ha tenido Estados Unidos en las últimas décadas.

Después de varios tiroteos masivos de alto perfil mediático en Estados Unidos (49 muertos en Orlando en el 2016, 58 en Las Vegas en octubre del año pasado y 26 víctimas en una iglesia texana en noviembre de 2017), y de ocho tiroteos en escuelas en las primeras siete semanas de 2018, este quinteto decidió ya no quedarse callado. Sabían cómo funcionaba la costumbre política después de uno de estos incidentes, y que eso no podía seguir pasando, así que organizaron este primer evento en contra del uso indiscriminado de armas, la marcha March For Our Lives.

Marcha Never Again, int 2

* * *

También podría interesarte leer:

La nueva canción de protesta en la era de Trump.

Diez años del movimiento Dreamer en EUA.

Malala Yousafzai en México.

* * *

La marcha principal fue en la capital estadounidense, Washington D.C, y los organizadores aseguran que asistieron alrededor de 800 mil personas, aunque otras ciudades como Los Ángeles, Miami, Nueva York, Denver, Salt Lake City, Houston y Parkland (donde fue el tiroteo) también participaron en el movimiento. Una parte central del evento fue cuando los estudiantes hablaron sobre su experiencia y sobre la urgencia de cambiar las leyes que permiten que cualquier persona tenga un arma.

Emma González, que ha sido una de las portavoces más importantes de este movimiento, dio un conmovedor discurso en el cual guardó silencio durante más de cuatro minutos para hacer énfasis en lo rápido que sucede un ataque como el que terminó con 17 vidas en su escuela. Después del silencio que sólo se interrumpía con el lema “Never Again” (nunca más), que guía el movimiento, la joven de 18 años terminó su discurso con la frase: “Peleen por sus vidas antes de que sea trabajo de alguien más”.

 

 

De los líderes juveniles de este movimiento, sólo Emma González tiene edad suficiente para votar, sin embargo, la principal línea de este movimiento es para que en las votaciones en noviembre, la gente elija a los legisladores del Congreso que no están de acuerdo con las normas actuales del control de armas en Estados Unidos y que están dispuestos a cambiarlas. Las exigencias del movimiento son que se modifique la ley para que haya prohibición a armas de asalto, revisión de historial a todos los compradores y registro digital de todos los que posean un arma.

Jackelyn Corin, David Hogg, Cameron Kasky y Alex Wind tienen 17 años, y aunque no han cumplido la edad suficiente para votar, han lanzado un llamado para que los ciudadanos exijan sus derechos. “Estamos aquí para recordarle a los ciudadanos americanos que los que hacen las leyes trabajan para ellos y que pueden exigir un cambio”, dijo Kasky para la revista Time. “Imagina un país que permite que sus niños sean masacrados y no hagan nada al respecto…”, complementa Hogg.

Estos cinco adolescentes están cambiando una de las leyes más polémicas de Estados Unidos, movilizando miles de personas y exigiendo que los gobernantes hagan lo mejor para los ciudadanos, no para sus negocios.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.