México, Estados Unidos y Canadá, serán la sede del Mundial 2026

México, EE. UU. y Canadá, serán sede del Mundial 2026

Norteamérica venció a Marruecos por 69 votos de diferencia. El de 2026 será un mundial sin precedentes donde participarán 48 países.

Eran casi las 6 de la mañana en una lluviosa Ciudad de México, cuando Gianni Infantino, presidente de la FIFA anunció —después de unos meses de tensas relaciones diplomáticas entre los países de norteamérica— que México, Estados Unidos y Canadá serían la sede conjunta del Mundial de Futbol 2026. Unas horas más tarde, desde la puerta principal de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto grabó un video celebrando que México sería por tercera ocasión anfitrión de una Copa Mundial pronunciando ante la cámara: “El futbol sabe que Canadá, Estados Unidos y México estamos profundamente unidos.”

Los aficionados al balompié le llaman “clásico de la Concacaf” a la rivalidad que existe entre México y Estados Unidos en la cancha. Fuera de ella, la rivalidad tiene múltiples nombres desde que Donald Trump juró como presidente: un muro, las políticas migratorias, la renegociación del Tratado de Libre Comercio y la guerra comercial iniciada por la imposición de aranceles al acero. Por si fuera poco, esta tensión tiene otro amplio terreno: las redes sociales.

Todavía no se escuchaba el primer silbatazo en el Estadio Olímpico de Luzhniki en Moscú, pero los entusiastas ya analizaban las posibilidades de que el mundial del 2026 ayudaría a mejorar las agrietadas relaciones que los tres futuros anfitriones padecen desde hace poco más de un año. Carlos Monsiváis escribió con ironía en su libro Imágenes de la tradición viva: “El mundial es la ONU del sentimiento.”

Para el investigador Samuel Martínez, miembro de la Red de Investigación sobre Deporte Cultura y Sociedad, “un cosa es el futbol y otra cosa es el terreno de la economía y la política, por lo que la elección de Estados Unidos, México y Canadá juega un papel únicamente simbólico, no real, en la solución de los problemas de la zona”.

Sede mundial 2026

El Estadio Azteca será sede de la inauguración de los juegos olimpicos de 2026.

Fue en abril del año pasado cuando Donald Trump celebró la candidatura conjunta de E.E.U.U., Canadá y México para ser sede del Mundial 2026. El también empresario escribió en Twitter: “Estados Unidos ha creado una fuerte oferta con Canadá y México para la Copa del Mundo de 2026”. Y muy a su estilo, agregó: “Sería una pena que los países que siempre apoyamos hicieran lobby en contra de la propuesta de Estados Unidos. ¿Por qué deberíamos apoyar a estos países cuando no nos apoyan (incluso en Naciones Unidas)?”

Martínez, quien también coordinó el libro, Fútbol, espectáculo, cultura y sociedad, mencionó en entrevista para Gatopardo que a pesar de que el deporte y lo político están en diferentes campos de la vida social, es el gobierno quien posee los recursos que hacen posible estos megaeventos. El de 2026 será un mundial sin precedentes, que crecerá no sólo en el número de países sede, sino en el de equipos participantes. Ya no será un torneo entre 32 países, como el que se juega actualmente en Rusia, en esa edición habrá 48 equipos jugando 80 partidos en 34 días. Justin Trudeau, presidente de Canadá, aseguró que será un gran torneo. De un total de 203 votos, Norteamérica ganó con 134, 69 más que Marruecos, que prometía estrenar nueve modernos estadios de ser elegido. La mayoría de los países que son sede de juegos olímpicos o mundiales no recuperan las fuertes cantidades invertidas en los eventos, pero aún sí, compiten por organizarlos.

En la geopolítica del futbol, después del concierto de Robbie Williams en la inauguración y el primer juego —donde el anfitrión le ganó 5 a 0 a la selección de Arabia Saudita— Rusia tendrá la oportunidad de mostrarse al mundo como una potencia económica, política y cultural a través del megáfono mundialista.

Sede mundial 2026 - fot 1

Estadio Olimpico de Luzhniki, construido en 1956 y remodelado en 2017 para el Mundial

Sin embargo, para el investigador Samuel Martínez, esa imagen propagandística podría verse perjudicada facilmente con denuncias de violaciones a derechos humanos. La atención que trajo el mundial al país sede también puede ser utilizada para para criticar el régimen de Vladimir Putin, además de que eventos con este nivel de atención mediática suelen despertar alertas ante posibles ataques terroristas. Desde el año pasado los yihadistas han estado subiendo videos donde amenazan a políticos y deportistas, con la leyenda “el suelo se llenará de sangre”. Fuertes operativos de seguridad trabajan desde entonces para que las amenazas no se concreten. Mientras tanto, en Norteamerica ya se trabaja a marchas forzadas para preparar el mudial que está a ocho años de distancia.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.