Kim Deal, 34 años de constancia musical
Un repaso por la carrera musical de Kim Deal que acompañó a distintas generaciones en sus vidas
junio 10, 2019

“Hay demasiada información ahora. Podríamos pagarle a las personas para que no supieran cosas de nuestra parte. Aún así, Kim Deal todavía compone canciones, canta y toca la guitarra. Kelley Deal aún es guitarrista y hace coros, Josephine Wiggs sigue en el bajo, coros (y composición de canciones) y Jim Macpherson es todavía el más rockero de los bateristas”. Así define el escritor de ficción, Neil Gaiman a The Breeders, la banda que lo acompañó musicalmente en la creación de una de sus obras más celebradas, Sandman.

Gaiman repasa los capítulos de su vida en los que The Breeders —banda formada por Kim Deal— fue el soundtrack de sus días. Huidas, matrimonio, creación de obras, divorcio, nuevo matrimonio y su vida como un escritor famoso.

“En algún momento de 1989 mi televisión transmitió un videoclip de Pixies. Una semana después, tenía toda la discografía de ellos que se podía encontrar en Londres”, recuerda Gaiman en 2018 sobre la primera banda a la que se unió Deal.

***

Kim Deal, 1995

Kim Deal, 1995

 

Kimberley Ann Deal nació el 10 de junio de 1961 en Ohio, Estados Unidos. Siempre fue cercana a su hermana gemela, Kelley, con quien compartía las aventuras de ser porrista en la secundaria o cantar canciones de folk.

Desde la adolescencia, ambas se iniciaron en los excesos que las perseguirían hasta la vida adulta. Fue en esa etapa en la que nació su interés por la música, al escuchar a Elvis Costello o a Gang of Four, recuerdan las Deal en entrevista con The Guardian.

En Ohio vivieron el momento del glam metal en lugar del surgimiento del punk, pero ellas no se identificaban con ninguno. “Era un pueblo de glam metal y lo odiábamos, las mujeres tenían que ser supuestamente sexys y no se les permitía rockear”, se queja Kim Deal sobre este fenómeno que influyó para que ella y su hermana se juntaran a hacer música más adelante.

Cuando Kim Deal tenía 13 años, su padre se compró una guitarra para aprender a tocar música. Ella interpretaba las tablaturas y lecciones de su padre. “Él me decía ‘por dios, Kim, me vuelves loco. Estás aprendiendo muy fácil’. Así que pensé que era verdaderamente buena tocando cosas como ‘King of the Road’ de Roger Miller y luego él nunca aprendió a tocar guitarra”, contó la bajista a la publicación Spin en 2004.

Años después, Kim Deal se mudó a Boston con su marido, John Murphy. Ahí trabajó como técnica de laboratorio, diario miraba al microscopio y se interesaba por la biología molecular. No obstante, también buscaba completar otra aspiración: la musical.

En el Boston Phoenix, un periódico local, ella encontró un anuncio que le cambiaría la vida. Buscaban a una vocalista que cantara estilos entre Peter, Paul & Mary y Hüsker Dü. Ella fue  a la audición porque creyó que el anuncio era bastante gracioso, aunque no sabía tocar ni cantar profesionalmente. Charles Thompson (Black Francis) y Joey Santiago, los otros integrantes de la banda, admitieron tiempo después que Kim fue la única en responder el anuncio. Aún así, sabían que era ella a quien buscaban.

Kim Deal

Kim Deal

Después de grabar el EP Come on Pilgrim (1987), los discos Surfer Rosa (1988y Doolittle (1989), la fama de Pixies trascendió a la generación del movimiento grunge. Su sonido sobrio, más las voces de Deal y Francis en contraste con los acordes pegajosos, derivaron en exitosos sencillos como “Caribou” o “Gigantic”.

A pesar del éxito, las críticas no se hicieron faltar. Kurt Cobain lamentó que Kim Deal no participara más en las canciones de los álbumes, a pesar de que también componía. Algunos periodistas cuestionaban por qué Deal no cantaba más y solo hacía los coros. Black Francis reaccionaba de forma hostil cuando escuchaba esta pregunta e incluso llegaba a abandonar las entrevistas.

Al respecto, Black Francis admitió que se trataba de su ego y que le molestaba ver cómo Kim Deal obtenía toda la atención en el escenario, cuando era él quien se encargaba del “trabajo”.

“Era una época muy enfocada a los hombres. El hardcore había vuelto a Estados Unidos y a las chicas no les permitían estar ahí. Me pareció extraño que algo originado desde el punk, sobre los dos sexos haciendo cosas para sí mismos, pudiera convertirse en eso”, denunció Kim Deal en la entrevista con The Guardian.

Durante la grabación del disco Doolittle, la tensión entre Deal y Black crecía considerablemente. Ella se había reunido con la guitarrista Tanya Donelly (integrante de Throwing Muses) para formar la banda The Breeders, a la par que su relación con Pixies y su esposo empeoraban.

Francis también estaba cansado de la poca seriedad que Deal tenía con banda: llegaba horas tarde a las presentaciones y consumía drogas constantemente. En consecuencia, Francis limitó la participación de Deal en los siguientes álbumes Bossanova (1990) y Trompe le Monde (1991).

**

A principios de los 90, la primera alineación de The Breeders grabó el disco Pod que definiría el sonido de la banda, uno agresivo pero matizado con la voz de dulce de Kim Deal. La realización de este álbum duró diez días en Edimburgo, Escocia, y fue tan exprés que los integrantes permanecían con su pijama durante días y así salían a comer o a tomar a los pubs cercanos.

En 1991, The Breeders grabó parte de su EP Safari, hecho entre descansos de Pixies y otras bandas a las cuales pertenecían los demás integrantes. Pixies había decidido tomarse un tiempo y ello propició que Deal y compañía invirtieran más tiempo en The Breeders.

Tras varios años de trabajar en los sencillos del siguiente disco de The Breeders, Last Splash, este finalmente fue publicado en agosto de 1993. Para Kim, lo mejor apenas venía. Para Pixies, el anuncio de la separación llegó a algunos por fax y a ella por radio. Kelley Deal, su hermana, fue convocada por Kim para tocar en The Breeders como relevo de Tanya Donelly. Kelley fue la que escuchó en la radio la noticia de la separación de los Pixies y se la comunicó a su hermana.

Last Splash, por su parte, se abría camino entre las listas de popularidad y su primer sencillo “Cannonball” fue un gran éxito. Su video musical lo dirigió la bajista de Sonic Youth, Kim Gordon y el director de cine, Spike Jonze. “Cannonball” fue nombrado el sencillo de 1993 por varias revistas musicales.

La banda de música electrónica, The Prodigy, también tomó dos canciones de este disco para hacer sampleos con ellas, lo cual derivó en regalías para Deal. En retrospectiva, Last Splash de The Breeders fue un álbum esencial de la década y la formación de esta banda impulsó la popularidad de otras con mujeres vocalistas o instrumentalistas como Throwing Muses (formada en 1981), Veruca Salt, Hole y Bratmobile.

Sobre inspirar a otras mujeres, Deal ha dicho que la misoginia es “la columna vertebral de la industria musical y sin la misoginia la industria se derrumbaría”.

Por eso también da gracias al Internet que, para ella, ayuda a cerrar la brecha de género en las listas musicales. “No solo son hombres haciendo covers a otras bandas de hombres. Ya sabes, la lista de hombres sobre hombres para hombres. No hay nada de malo con eso, pero si es la única lista, puede minimizar mucho a las otras opciones”

Kim Deal en el festival All Tomorrow's Parties

Kim Deal en el festival All Tomorrow’s Parties

A mediados de los 90, Kelley entró a rehabilitación y Kim aprovechó para perfeccionar sus conocimientos musicales. Como nunca estudió música formalmente, pensó que sería un buen momento, sobre todo con la llegada de la música electrónica y la tecnología. Fue hasta en 2002 que The Breeders sacó un nuevo disco Title TK que retomaba el mismo sonido, pero la especialización de Deal se percibía.

Kim Deal también entró a rehabilitación en 2003, el año que The Breeders a sacó Mountain Battles, un álbum con sencillos igual de imponentes como “Overglazed”, “Bang on” o “We’re gonna Rise”.

Ese mismo año, los integrantes de Pixies se reunieron y agendaron giras juntos hasta 2013, cuando la banda anunció que Deal ya no tocaría con ellos sin ahondar más en esta separación.

Kim Deal, no obstante, continúa imparable. En 2018, la alineación completa de The Breeders (compuesta por Josephine Wiggs, Jim MacPherson y Kelley Deal) lanzó el disco All Nerve. En ese año, Neil Gaiman escribe sobre la constancia de Kim Deal en la música, y de él como su seguidor:

“Porque a veces ponemos la música que nos deja ser nosotros de entonces y nosotros ahora y nosotros del futuro, y vale la pena, cada minuto, cada doloroso segundo, cada herida”, concluye Neil.


También te puede interesar:

Iggy Pop: depresión post pop

Size, ídolos punk sin escenario

How to talk to girls at parties: El punk al frente de la revolución alienígena

 

Gatopardo Recomienda

Ver Más