Lila encuentra su voz - Gatopardo
Reportajes

Lila encuentra su voz

Con un Disco de Platino recién ganado, una nueva película y un musical de Broadway en camino, la cantante Lila Downs se encuentra en el momento más exitoso de su carrera. ¿Qué tuvo que pasar para que llegara hasta donde está?

Lila Downs tenía dieciséis años cuando un infarto sorprendió a su padre. Estaban los dos solos de visita en la ciudad de Oaxaca cuando él repentinamente se puso mal. Ella pidió ayuda a alguien que pasaba por ahí. Lo subieron a un coche para llevarlo al hospital, pero fue demasiado tarde. Allen Downs, un fotógrafo, pintor, cineasta y biólogo originario de Minnesota, miembro del Partido Comunista, murió a los sesenta y ocho años.

Lila tuvo que avisar a su mamá, Anita Sánchez, que Allen había muerto. Se lo llevaron hasta Tlaxiaco, en el noroeste del estado de Oaxaca, el pueblo donde Lila había nacido.

Después de la muerte de Allen Downs, Anita y Lila, que vivían en Los Ángeles, donde Lila estudiaba canto, se mudaron a Tlaxiaco con Matilde Sánchez, la abuela. “Como que todo se me apagó, todo en ese momento no tenía valor para mí…, duró unos días. Luego me puse a pensar que tenía a mi mami, que tenía una hija, y recapacité y volví a renacer”, recuerda Anita.

Las mujeres comenzaron a percibir que la falta de un hombre en el hogar era tomada como una debilidad en el pueblo, un motivo para despreciarlas. De manera tajante, los vecinos le retiraron la palabra a Lila, quien se enteró pronto de que esa indiferencia se debía a que un joven había sembrado chismes sobre ella. “Me empecé a dar cuenta de que estaba cabrón, y ahí fue donde empecé a tomarle la rienda al asunto, y dije no, yo no me voy a dejar, voy a hacer cambiar la actitud de la gente”, recuerda Lila. En vez de esperar a que los rumores se disiparan, Lila demandó al difamador. “Supe que hay que buscar la manera legal de encontrar tu derecho como mujer… Fui aprendiendo que yo tenía el poder en mis manos, podía defenderme. Eso me hizo madurar”, dice.

A los dieciocho años, Lila se fue del pueblo y entró a la Universidad de Minnesota para estudiar Antropología y continuar trabajando su voz. “Estaba en una búsqueda de mí misma y también de encontrar cosas que me motivaran más, quería saber más de la vida, más de la música”. Su crisis de identidad también tenía que ver con sus orígenes indígenas.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.