Raduan Nassar: el misterioso escritor brasileño - Gatopardo
Libros

Redescubriendo a Raduan Nassar

Calificado de eremita y misterioso, abandonó su carrera literaria para perseguir otro sueño

Tiempo de lectura: 5 minutos

Cuando Raduan Nassar tenía 48 años, había conquistado la cima del mundo literario brasileño. La crítica lo había colocado junto a figuras como Clarice Lispector y João Guimarães Rosa  y entonces como en un acto de rebeldía, anunció su retiro ante un mundo que esperaba expectante un nuevo libro.  

Raduan Nassar dejó esa fama para perseguir otro sueño: convertirse en granjero. Desde entonces Nassar se ha convertido en una especie de escritor de culto calificado de eremita, pues son contadas las entrevistas que ha hecho y son menos las ocasiones que el escritor ha aparecido en eventos públicos. La última vez que lo hizo fue en la entrega del Premio Camões de Literatura donde criticó al gobierno de Michel Temer, aún presidente de Brasil, y para mostrar su apoyo a la recién destituida Dilma Rousseff.

No era la primera vez que Raduan Nassar abandonaba algo así, tan de pronto. En 1973  renunció a su trabajo como editor del Diario do Bairroentonces un periódico de circulación gratuita que se oponía al régimen dictatorial brasileño. El motivo fue una terrible discusión con uno de sus hermanos, que era también uno de los fundadores del periódico. Raduan quería mantener la distribución gratuita mientras que su hermano quería comenzar a cobrar por la publicación.

Raduan Nassar, int1

Raduan Nassar en la entrega del Premio Camões de Literatura por parte del ministro de cultura Roberto Freire el 27 de febrero de 2017 / Wikimedia Commons.

Tras esta retirada y sin nada claro para su futuro comenzó a escribir su novela Labranza Arcaica, con fuertes tintes autobiográficos e inspirado por su vida rural. Sus padres habían llegado de Líbano a Brasil en la década de 1920. Se instalaron  en una pequeña granja en Pindorama. El nombre les pareció atractivo. En lengua indígena “pindorama” significa “tierra buena para plantar”.

Ahí no solo tuvieron nueve hijos, pronto encontraron en el cultivo de naranja y la cría de conejos y gallinas un modo para sostenerse. Raduan nació ahí, el 27 de noviembre de 1935, y fue criados junto con el resto de sus hermanos en un catolicismo riguroso a pesar de que sus padres tenían religiones diferentes. Su padre fue un cristiano ortodoxo y su madre una mujer protestante.

Sobre su adolescencia se sabe poco. Gustaba de leer a Dostoievski y a otros escritores considerados clásicos brasileños como Machado de Assis y Euclides da Cunha.  

Los padres querían que sus nueve hijos tuvieran educación universitaria, por lo que abandonaron la granja y se instalaron cerca del centro de Sao Paulo. Ahí Raduan comenzó sus estudios, primero en literatura, después en leyes y más tarde en filosofía. Saliendo de la Universidad, debatiéndose aún entre el mundo rural y el urbano fundó junto con cuatro de sus hermanos el Diario do Barrio. Lo demás fue historia. 

Raduan Nassar, int2

Raduan Nassar en la entrega del Premio Camões de Literatura por parte del ministro de cultura Roberto Freire el 27 de febrero de 2017 / Wikimedia Commons.

Una vez publicada su primer novela el nombre de Raduan  llamó casi de inmediato la atención en Brasil, pero también en Francia y Alemania. Luego adquirió renovada fama una vez iniciada la década de los 90 y a inicios de la década del 2000, cuando se reeditaron sus libros y cuando su nombre apareció en listas para el premio Man Booker International en 2016.

En el retiro y plantando soja, frijol y trigo en una granja perdida en el territorio brasilero, sus seguidores, agentes literarios y algunas editoriales siguen preguntándose si el autor volverá a las letras o si en alguna parte de su casa esconde algún manuscrito. Estos son los tres libros —bastante cortos— con lo que se puede descubrir a este magnífico autor que hoy cumple 83 años.

Labranza Arcaica

Esta historia con fuertes tintes bíblicos y referencias a la parábola del “Hijo Pródigo” muestra las preocupaciones estéticas y mentales de Raduan, que la comenzó a escribir cuando renunció al periódico familiar. En ella podemos seguir el trayecto de un joven llamado André, que intenta huir de su vida en una granja y de las labores impuestas por el padre y no sólo eso.  Huye de un secreto, pues se encuentra enamorado de su hermana.

Una vez publicada esta novela, la vida de Raduan Nassar comenzó a cambiar. Labranza arcaica, fue ganadora del premio Jabuti —uno de los más importantes de literatura en Brasil— a “Mejor Debut Literario” y de un reconocimiento por la Academia Brasileña de las Letras.

Este año fue traducida al español por la editorial Sexto Piso en colaboración con Juan Pablo Villalobos

Labranza arcaica de Raduan Nassar

Labranza arcaica de Raduan Nassar, publicado en México por Editorial Sexto Piso

Un vaso de cólera

Ubicada de nuevo en un entorno rural y dividida en siete capítulos, en esta novela entramos a la vida de una pareja cuyos impulsivos exabruptos —que alguna vez fueron románticos— se tornan violentos conforme la historia va avanzando. Raduan Nassar demuele al ser humano en este libro, casi sin signos de puntuación, con una prosa precisa en la que aflora un dejo de existencialismo.

Fue escrita en 1970 en Granja Viana y fue publicada hasta 1978. Recientemente fue traducida al español igualmente por la editorial Sexto Piso  y de nuevo por el escritor Juan Pablo Villalobos, quien vivió una larga temporada en Brasil.

Un vaso de cólera de Raduan Nassar

Un vaso de cólera de Raduan Nassar, publicado en México por Editorial Sexto Piso

Niña en camino

Tras el anuncio de su retiro, Nassar publicó en algunas revistas cariocas, más por presión de amigos y agentes literarios que por gusto, algunas historias que escribió durante la década de los 70. Estos cuentos fueron recopilados en 1996 y traducidos al español hace casi una década por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

En estos seis textos se pueden ver características presentes en los demás escritos de Raduan Nassar: una vida rural con fuertes dosis de hiperrealismo y un sentimiento de inquietud constante donde parece que algo en extremo violento está por suceder.

Esta sensación es visible sobretodo en el cuento Niña en Camino, que da el título a esta recopilación. En él seguimos a una pequeña niña mientras anda por las calles de una ruralidad brasileña de los años 40 o 50 mientras recoge las actitudes de sus padres y vecinos develando un mundo terrible.


Más escritores latinoamericanos en Gatopardo:

Fernando del Paso, el último grande de su generación

Fernando Vallejo: Volver para incendiar a Colombia

El cadáver de Néstor Perlongher

 

Síguenos en Twitter

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.