¡Gatopardo cumple 18 años!
El periodismo es una de las bases de la democracia y en Gatopardo celebramos 18 años de ejercerlo de manera honesta y rigurosa.
abril 2, 2018

La ciencia ha tratado de establecer, desde hace mucho, la equivalencia entre la edad de los perros y la edad de las personas. La mayoría de los cálculos estima que, en promedio, un año canino corresponde a ocho años humanos. Aunque no hay estudios similares, tengo la impresión de que la proporción es muy parecida con la edad de las revistas.

Este mes Gatopardo cumple 18 años. Es una frase que se escribe rápido pero que tiene detrás una larga historia y mucho trabajo. No es fácil, en una época de amenazas inminentes para los medios serios, que una revista llegue a esta mayoría de edad simbólica. Sobre todo, que lo haga en la plenitud de sus facultades y con sus valores intactos. En Gatopardo celebramos este cumpleaños con una certeza: el periodismo de calidad importa hoy tanto —o incluso más— como el día en que nació esta revista.

Se trata, desde luego, de un esfuerzo en conjunto. Por la redacción de Gatopardo, en Bogotá y luego en la Ciudad de México, han pasado grandes editores, periodistas, fotógrafos y diseñadores. Entre todos se construyó esta publicación que hoy es uno de los nombres más legendarios del buen periodismo hispanoamericano. Por las páginas de esta revista han pasado cientos de colaboradores que han contado la historia reciente a través de sus textos, fotografías e ilustraciones.

El futuro es, además, muy prometedor. Al contrario de los oscuros vaticinios, los lectores siguen siendo fieles a las buenas historias. En la era de fake news y verdades a medias, la gente sabe apreciar el periodismo honesto y que no sirve a intereses externos. Y no importa en qué plataforma se haga. Mientras nuestra edición impresa sigue gozando de estupenda salud, nuestra edición digital crece cada día más.

Como lo he dicho tantas veces en este espacio, el periodismo es una de las bases de la democracia. Una prueba de esto es el texto de Jorge Ramos que publicamos en esta edición. Ramos es un reportero valiente y honesto a quien admiramos. En este ensayo personal que nos envió cuenta cómo ha sido su lucha para enfrentar el cambio de escenario que se vive en Estados Unidos desde la elección de Donald Trump. El texto es un fragmento de Stranger, un nuevo libro en el que narra lo que significa sentirse extranjero en un país en el que ha vivido más de la mitad de su vida. No es un ataque contra Trump: es una reflexión sobre la importancia de enfrentar la mentira y el odio con dignidad.

* * *

También podría interesarte:

Las aristas de la lucha contra la opresión.

Jorge Ramos, el reportero desafiante.

El poder y la manipulación de la información.

* * *

La democracia en México, no es un secreto, también está en riesgo. El mes pasado, después de una larga peregrinación por el país, María de Jesús Patricio Martínez —más conocida como Marichuy—, vocera del Concejo Nacional Indígena (CNI) de la etnia nahua, no logró recabar las firmas requeridas por el Instituto Nacional Electoral (INE) a los candidatos independientes a la presidencia. Esto es una muestra de que México aún no está preparado para tener una democracia incluyente, donde se escuchen las voces marginadas. En su crónica, Magali Tercero aprovechó la trayectoria de la candidata para visitar Chiapas y mostrar los rastros del zapatismo en el país.

Por último, en la portada de este mes tenemos a uno de los grandes cineastas mexicanos de la actualidad. Se trata de Alfonso Cuarón, el primer latinoamericano que ganó el premio Oscar como Mejor Director. Cuarón recibió a Gatopardo en Berlín para hablar de Roma —su nueva película rodada en México— y de la importancia del arte para enfrentar momentos de crisis.

Ver Más