Donovan, el músico beat
Uno de los cantautores más famosos de Reino Unido y del movimiento hippie de los sesenta y setenta.
mayo 13, 2019

“Tomará tiempo, lo sé, pero pronto, serás mía. Lo sé. Lo haremos con estilo”, versa “Sunshine Superman” una de las canciones más famosas del cantante escocés Donovan. La pieza, incluida en el disco homónimo, es más que un primer sencillo y el emblema del movimiento Flower Power de 1965.

“Sunshine Superman” es un mensaje en una botella con dirección a Estados Unidos, donde vivía Linda Lawrence, una mujer que Donovan había visto meses antes en una fiesta a la que había ido con su amigo y cómplice de ideología beat, Gypsy Dave.

“Dios mío, mira a esa chica. Es hermosa”, recuerda haberle dicho Donovan a Dave. En ese entonces, el escocés ya era el compositor más famoso de Reino Unido, el mal llamado “otro Dylan”.

Donovan y Linda bailaron en esa fiesta, se presentaron y comenzaron a salir. Aunque tenía solo veinte años, le propuso matrimonio, pero ella se negó. Linda ya estaba cansada de ser acosada por paparazzis luego de haber sostenido una relación con Brian Jones de los Rolling Stones. “Había sido la primera novia de una celebridad en la era pop” –dijo Donovan décadas después al rememorar aquellos días.

En ese entonces Linda ya tenía un hijo y ella no se sentía capaz de contraer matrimonio, por lo que partió a Los Angeles.

“Hay más peces en el mar”, le dijo Gypsy Dave al cantautor enamoradizo, pero Donovan confesó a The Guardian en 2016, que en ese entonces pensó que no había ni una como Linda, y compuso “Sunshine Superman”.

“El sol sí apareció suavemente en mi ventana ese día que la escribí, justo como en las letras. Por supuesto, también tenía un significado sobre el LSD”, recuerda Donovan, quien había leído recientemente Las puertas de la percepción de Aldous Huxley.

“Cuando te hayas decidido, por siempre serás mía. Sostendré tu mano”, finaliza la letra.

La canción y su disco habían sido un gran éxito por los arreglos vanguardistas y la influencia de Jimi Hendrix. Mientras Donovan trabajaba en los arreglos de la canción, Chas Chandler de The Animals intervino en la sala en donde trabajaba y comentó que había conocido a Hendrix. A la creación de Sunshine Superman se sumaron los músicos John Paul Jones, en el bajo, y Jimmy Page, en la guitarra. Más tarde, ambos, se integrarían a Led Zeppelin.

Cuatro años después de componer “Sunshine Superman”, Donovan le rentó su cabaña de Hertfordshire a Lorey, una mujer americana que había asistido a una fiesta de Eric Clapton acompañada por Linda, a quien trajo consigo a la cabaña.

“Hasta este día no sé si Lorey lo estaba planeando todo, pero cuando fui a verla a la cabaña, Lorey dijo ‘oh, ¿ustedes se conocen? Y nos casamos unas semanas después y hemos estado juntos desde entonces”, contó Donovan.

Donovan

***

“Más famoso que la Reina, por un tiempo”, así describe el periódico británico Daily Mail a Donovan Philips Leitch, uno de los cantautores más famosos de Reino Unido y del movimiento hippie en la década de los sesenta y setenta.

El pequeño Donovan nació el 10 de mayo de 1946 en Maryhill, Glasgow, durante la post guerra y, aunque no vio los horrores de los ataques ni la persecución, sí vivió los estragos en compañía de un amigo de la infancia con quien jugaba a reproducir los sonidos de las bombas.

“Hacíamos los sonidos de las explosiones y nos sentíamos valientes”, recordó Donovan en su autobiografía, The Hurdy Gurdy Man.

Además tres epidemias acabaron con la ciudad, entre ellas el polio de la cual Donovan fue víctima. Le tuvieron que cortar el tendón de Aquiles y su pierna derecha cojeaba, por lo que los niños más grandes se burlaban de él y lo golpeaban.

“Así que tuve que buscar otra forma de ganarle a esos chicos, pensé”, escribió Donovan. Y así lo hizo. Se inmiscuyó en la poesía de la mano de los ingleses, entre ellos Shelley, Byron, Keats y Burns, conocido como el “Shakespeare” de Escocia.

Dominaba la poesía y con ella la guitarra, sin embargo, no fue hasta la adolescencia que, inspirado por el movimiento literario Beat, salió a buscar su propio camino.

Durante esos años aprendió las técnicas del folk, jazz, celtas y de los cantautores locales de quienes aprendería mucho durante los siguientes años de su carrera musical. Ingresó por un breve periodo de tiempo a la escuela de arte, en donde conoció a Gypsy Dave.

“Me convertí en un forastero cuando dejé mi hogar a los dieciséis. Me di cuenta de que me parecía a lo que el autor Colin Wilson había descrito como el ‘forastero romántico’”, escribe Donovan en su memoria.

Después de tres años de aprender géneros musicales distintos y de ser reconocido en varios clubs del Reino Unido, Donovan consiguió un contrato con un sello discográfico para grabar su primer álbum.

A sus 19 años, Donovan dio a conocer Whats Bin Did and What’s Bin Hid (1965), su primer disco cuyos sencillos “Josie”, “You’re gonna need somebody on your bond” y “Catch the wind” le ganaron rápidamente popularidad y lo vincularon con estilo detrás de la música de Bob Dylan, cuatro años mayor que él.

Su siguiente álbum, Fairytale, salió ese mismo año. En él, Donovan ahondó en sonidos más tradicionales y en sus raíces, como en las canciones “To Try for the Sun” y “Oh Deed I Do”.

Sin embargo, fue hasta 1966, con Sunshine Superman, que Donovan incorporó elementos musicales más atrevidos como el jazz, el rock, el sitar, e incluso, el barroco.

En ese entonces se llevaba mejor con los integrantes de The Beatles, con quienes experimentaba nuevos sonidos para tocar. John Cameron, el arreglista y organista de Donovan le afirmo lo que necesitaba para complementar el álbum. “Tú quieres darle un soundtrack a tu poesía. Como en una película”, recuerda Donovan en 2016.

Cuando Mickey Most, el productor de Sunshine Superman, escuchó la pieza final del álbum le dijo a Donovan: “Realmente hemos creado algo aquí, Don. No dejes que Paul McCartney lo escuche”.

La combinación de elementos nuevos se puede percibir tanto en este álbum como en “Season of the Witch” y en “Guinevere”, aunque conserva su esencia folk en “Legend of a Girl Child Linda”.

Después de producir sus discos “Mellow Yellow” y “A gift from a flower to a garden” en 1967, Donovan fue en busca de otro tipo de inspiración.

Donovan

***

En febrero de 1968, Donovan visitó junto a The Beatles y otras personalidades del momento, el monasterio del gurú Maharishi en la India, en donde permanecieron por tres meses para aprender a meditar. En el viaje encontraron inspiración y tiempo para componer. Tanto The Beatles, como Donovan crearon álbumes musicales basados en esta experiencia y en el viaje complementaron su formación artística, lo que los integró a la cúspide del rock psicodélico.

Donovan tuvo una injerencia importante en White Album de The Beatles. Les enseñó la técnica de fingerpicking a John Lennon y a Paul McCartney, sonido que se traduciría en la esencia de canciones como “Dear Prudence” o “Julia”. También George Harrison escribió un verso para la canción “The Hurdy Gurdy Man”, que sería la primera pieza del siguiente disco de Donovan.

The Hurdy Gurdy Man fue un éxito global, pues se trataba de un rock puramente psicodélico y experimental. Tenía influencias de artistas estadounidenses como Jimi Hendrix o Jefferson Airplane. Con apenas 22 años, Donovan era ya reconocido como el poeta musical beat, etiqueta a la que siempre aspiró.

Durante los siguientes años emprendió giras y no paró de componer.

Tras casarse con Linda, el 2 de octubre de 1970, Donovan se asentó y dedicó su tiempo a formar una familia y criar a Julian, nacido Jones. El cantautor escocés ya tenía dos hijos con la modelo Enid Karl, quien se había mudado a Estados Unidos, por lo que no mantuvo mucho contacto con ellos hasta que ya eran adultos.

Las creaciones y apariciones musicales de Donovan durante las siguientes décadas fueron mucho más esporádicas y no contaban con la aparente prisa característica de la década de los sesenta. En casa le tenían aprecio por poner a Escocia en alto y porque ya había declarado públicamente que dejaría las drogas. En Europa y Estados Unidos logró abrir giras para el grupo Yes durante la década de los setenta, sin embargo la popularidad del movimiento hippie decreció y tanto la música psicodélica como la consigna de  “amor y la paz” fueron remplazadas por el enojo de un rock más pesado y los inicios del punk.

En la primera década de los dos miles, Donovan siguió componiendo álbumes que le permitieron experimentar más con el jazz, un género al que siempre tuvo presente, pero que hasta este momento le pudo dar protagonismo suficiente con producciones como Beat Café. En 2007, Donovan escribió su autobiografía bajo la dedicatoria al amor de su vida, Linda. “Siempre estaré bendecido por ella, quien estuvo conmigo en la oscuridad del laberinto. Mi chica de la lámpara, mi musa y esposa Linda”, escribió.

En 2012, el cantante fue incluido al salón de la fama del Rock en donde leyó un poema como discurso de aceptación. En él se refería a sí mismo como un “chamán” que quiere guiar a todos, “siempre deseoso de estar al servicio para aliviar emociones en la profundidad del corazón”.

En 2011 durante una entrevista que sostuvo con Rolling Stone (revista que lo puso en la portada junto con Lennon) le preguntaron sobre el significado de este premio que la industria de la música “le debía desde hace mucho”. Él respondió que él se ha sentido siempre honrado, desde el día uno.

Dice Donovan, “para mí, el trabajo siempre ha sido enseñarle a otros y guiarlos a experimentar, a romper todas las reglas”.


También te puede interesar:

La profecía de Ray Bradbury

78 años después de Lennon

Iggy Pop: depresión post pop

Gatopardo Recomienda

Ver Más