Esteban Gutiérrez, mente clara y buenos reflejos
Esteban Gutiérrez no ha dejado de escalar categorías para estar en las mejores escuderías del mundo.
noviembre 5, 2018

Antes de empezar una carrera, Esteban Gutiérrez medita. Después hace ejercicios de reacción rápida, pone la mente clara, lo que le ayuda a tener reflejos veloces antes de subirse al monoplaza.

Gutiérrez estuvo desde chico inmerso en el automovilismo. Nació el 5 de agosto de 1991 en Monterrey, hijo de Roberto y Clara. Todos aficionados a las carreras. A los 13 años ya estaba en las pistas de karts. Dos años después, en 2007, tuvo su primer temporada en un auto de carreras en la Fórmula BMW, de la serie estadounidense. Desde entonces no ha dejado de escalar categorías y de trabajar para las mejores escuderías por el mundo.

“Me siento muy afortunado de poder despertar todos los días y prepararme para hacer lo que me gusta; cuando es así, se convierte más que un trabajo, en un estilo de vida”, dijo Gutiérrez para Gatopardo sobre su vida laboral.

Corrió con la escudería Lotus en Fórmula 2, y después llegó a la categoría máxima con Sauber y luego estuvo con Haas como piloto de pruebas y alternante. El 23 de noviembre del 2013, Monisha Kaltenborn, directora del equipo Sauber, anunció que Gutiérrez sería el titular para el siguiente año. En su debut, el mexicano terminó la carrera con el mejor tiempo entre todos los novatos.

Estuvo un tiempo con Ferrari y después hizo un cambio radical y cambió a la Fórmula E (exclusiva de autos eléctricos) con el equipo chino Techeetah, con el cual corrió en el ePrix de la Ciudad de México en el 2017.

Esteban Gutiérrez, int1

“Todas las escuderías son muy diferentes, la principal diferencia son el tamaño y la potencia de los coches. Participar en cada una de ellas me ha servido mucho para ganar experiencia”, dice Gutiérrez sobre los cambios que ha habido en su trayectoria, que tuvo un último giro a principios del 2018 cuando Mercedes —la escudería de Fórmula 1 que ha ganado los últimos cuatro años— incorporó al regiomontano como piloto de desarrollo a su equipo, quien se encarga de probar toda la tecnología nueva que se implementa en los monoplazas.

Gutiérrez, con tan sólo 28 años, ya conoce las mejores escuderías del mundo y para él eso es un logro: “Considero que he alcanzado muchas metas, que he tenido que superar muchos obstáculos y sin duda, todavía tengo mucho que aprender y que darle al mundo del automovilismo”.

Su experiencia le dio este 2018 el título de Embajador del Fórmula 1 para dummies, lo que le da la enorme responsabilidad de poner en alto el nombre de su país en el automovilismo, pero también demuestra que una mente clara y de reflejos veloces lo han llevado muy lejos.

* * *
Más autos en Gatopardo:

Fórmula 1 para dummies

Las pistas de la Formula 1

Gatopardo Recomienda

Ver Más