“Soy inocente”, dice Elba Esther
La exlideresa del sindicato magisterial dijo ser víctima de una persecución política armada con acusaciones falsas.
agosto 20, 2018

Tras cinco años de encierro, desde su detención en febrero de 2013, hoy Elba Esther Gordillo habló ante los medios desde un hotel de Polanco, en la Ciudad de México.

Ante maestros que le aplaudieron en varias ocasiones, la exlideresa del sindicato magisterial, dijo ser víctima de una persecución política en su contra y una investigación basada en acusaciones falsas que la mantuvo privada de la libertad durante cinco años. Criticó también la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto y la crisis sindical que vive el SNTE. Dijo que el expediente con el que la Procuraduría General de la República (PGR) la acusó de lavado de dinero y delincuencia organizada estuvo “basado en mentiras y acusaciones falsas para hacerme ver culpable de un delito que no cometí”, y aseguró: “Soy inocente”.

Dijo ante cámaras y micrófonos que el gobierno federal ha gastado más en promocionar su reforma educativa que en invertir en un programa efectivo que mejorara la educación. “Lamento que nos hayan responsabilizado de la compleja situación educativa del país, cuando los maestros hacen lo que pueden con las herramientas insuficientes que el gobierno les da”, declaró ante sus seguidores.

Fuera del hotel, las críticas no se hicieron esperar. Un grupo de personas, protestaron con carteles fosforescentes con frases como: “Con unos zapatos tuyos mis hijos comen un año”, “Tu lugar es la carcel”, y  “Tú negociaste la reforma educativa, ya lo olvidaste?”.

De acuerdo con información publicada por el diario Reforma, tras la detención de Gordillo, Alfredo Bazúa Witte, Notario 230 de la Ciudad de México, entregó una copia del testamento de la madre de la entonces líder del SNTE, a Juan Áyax Fuentes Mendoza, fiscal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), encargado de la investigación. De acuerdo con ese documento, Zoila Estela Morales Ochoa, quien murió en 2009, heredó a su hija, Elba Esther Gordillo Morales una fortuna de más de 373 millones de pesos en arte, bienes muebles e inmuebles, empresas y hasta cantidades millonarias de dinero en efectivo. El monto de la supuesta herencia contrasta violentamente con el hecho de que Estela Morales fue maestra rural en comunidades indígenas de Chiapas, una profesión que no se caracteriza precisamente por su potencial de enriquecimiento.

Elba Esther Gordillo amaneció el ocho de agosto sin estar acusada de nada. Desde el 26 de febrero del 2013 no había sido libre –aunque tampoco del todo encarcelada– y para el 2018 ya no había cárcel, hospitales, arresto domiciliarios ni las tres acusaciones que le habían impuesto.

Todo empezó cuando regresó de San Diego en su avión privado. En la ciudad californiana se le conocen dos propiedades, por lo que es probable que haya regresado de alguna de sus mansiones. Se bajó de la aeronave y fue detenida por la Procuraduría General de la República (PGR), acusandola de lavado de dinero y delincuencia organizada. “La Maestra” había desviado dos mil millones de las cuotas que pagan los docentes a la SNTE, la organización gremial más grande de América Latina, la cual Gordillo dirigía desde el 2007.

Los miles de millones fueron utilizados, según declaró Jesús Murillo Karam en una conferencia de prensa, en pagar cirugías estéticas, comprar sus casas de lujo en Estados Unidos, a demás de mantener las que tenía aquí en México y el departamento en París; en entrenamiento de los pilotos que manejarían sus aeronaves (y por supuesto el cuidado de éstas), pagos de las tarjetas de crédito y depósitos a cuentas bancarias de Estados Unidos, Suiza y Liechtenstein, además de compras en la tienda Neiman Marcus, donde gastó 39.5 millones de pesos, aunque también se ajuareó de Chanel y de obras de arte de una galería neoyorquina.

Qué pasó con Elba Esther Gordillo, int3

El Reclusorio Oriente, donde se encuentra el juzgado que ordenó su captura, la recibió a la mañana siguiente de que fue detenida. Ahí declaró que, a razón de su estado de salud (hepatitis C e hipertensión), necesitaba cuidados especiales. Después el médico particular de la exlider sindical envió un documento al juez explicando que Gordillo tiene, además de lo que ella ya había declarado, insuficiencia renal en riñón único derecho con filtración y dos aneurismas saculares en ambas arterias cerebrales medias. Un poco después pasó de una celda a un hospital.

***

También te puede interesar:

La jugada maestra de Elba Esther Gordillo

El necesario (y divertido) atlas de la corrupción en México

Oaxaca: no fueron los maestros

***

El 8 de octubre la PGR consiguió una orden de aprehensión contra Gordillo por el delito de defraudación fiscal. Llevaban ya algunas idas y vueltas con amparos que declaraban que los expedientes no tenían suficiente fundamentación, pero se esperaba que este otro cargo fuera más contundente. El 11 de ese mismo mes el juzgado 14 de distrito en materia penal dictó otro auto de formal prisión en contra de Elba Esther Gordillo, refutando la falta de elementos del cargo por la defraudación fiscal.

Qué pasó con Elba Esther Gordillo, int1

Para finales del 2013 Elba Esther Gordillo Morales tenía tres acusaciones penales: dos por defraudación fiscal equiparada, y otra por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De aquella mañana de febrero pasaron cinco años y “La Maestra” salió libre, absuelta de los cargos de 4,394,682 pesos que no le pagó a Hacienda y también ganó el juicio en contra de los dos millones. El Tribunal consideró que no hay pruebas que sustenten la acusación.

Al parecer ni las casas, ni las cirugías, ni las pertenencias, ni los empleados, ni ninguno de las evidencias recolectadas en un proceso de ocho años fue suficiente.

Ver Más