Arde Josefina Luisa Reyes Retana, portada

El fuego interno de Luisa Reyes Retana

Conversamos con Luisa Reyes Retana, ganadora del Premio Mauricio Achar 2017 con la novela “Arde Josefina”.

Por Redacción Gatopardo / Fotografía Rubén Márquez / Cortesía

Nos vemos en infiernillo, de Luisa Reyes Retana, fue la novela ganadora del Premio Mauricio Achar / Literatura Random House 2017. El manuscrito de la abogada de 37 años fue seleccionado de entre 410 participantes por un jurado compuesto por los escritores Cristina Rivera Garza, Emiliano Monge y Julián Herbert, así como Jorge Lebedev (Director de Ediciones Gandhi) y Andrés Ramírez (Director Literario de Penguin Random House Grupo Editorial).

Tras mucho debatirlo y un cambio de opinión personal, Reyes Retana sustituyó el título original por uno mejor: Arde Josefina. “Nos vemos en infiernillo no reflejaba con fidelidad el espíritu del libro”, cuenta Luisa Reyes Retana, quien además de autora es editora y co fundadora de Sicomoro Ediciones, en entrevista con Gatopardo. “Arde Josefina, aunque vino a mí en una epifanía, es el resultado de meses de propuestas fallidas y discusiones con mis editores”.

Situada en Real del Monte, en el estado de Hidalgo, Arde Josefina es la historia de una pareja de hermanos, Juan y Josefina, obligados por las circunstancias a una codependencia emocional desde temprana edad. Abandonados en su crianza por sus fríos y distantes padres británicos, crecen a tropezones debido a la esquizofrenia temprana de Juan y a la obligación de cuidarlo de Josefina. “Me propuse escribir un thriller psicológico en el que distintos elementos como humor, tragedia, feminidad, cariños peculiares, acción, reflexiones y confrontaciones jugaran simultáneamente”, agrega.

“La locura atiende a la necesidad de crear un personaje susceptible de lograr ambientes y situaciones extremas”, cuenta Reyes Retana sobre su aproximación a la salud mental desde Arde Josefina. “La protagonista de mi novela requería de la mancuerna de un personaje cuya fragilidad fuera inexorable e irremediable, para que a lo largo de la historia pendiera siempre el peso de una especie de condena impuesta por muchas pequeñas razones, entre ellas, la comisión de un acto prohibido y vergonzoso. Una sentencia que no se puede conmutar y que implica contener, a veces soslayar, a veces resistir y sufrir la locura de su hermano”.

Arde Josefina Luisa Reyes Retana, int

Con formación en leyes, Reyes Retana siempre sintió en su interior la necesidad de escribir, una flama que buscaba cómo expresarse, pero antes de atenderla de lleno fundó en 2013, con su socia María Álvarez, Sicomoro Ediciones. Gracias a su trabajo en este sello, construyó una relación de trabajo con los libros donde pudiera tener cierta intimidad con ellos. “Es difícil decir de dónde surge el deseo de escribir, porque cargo con él desde la infancia”, explica la autora. “La vida me llevó por otros caminos… Me acerqué a la edición de libros y dejé el ejercicio del Derecho, en alguna medida, porque quería acceder a un espacio mental más apropiado para la creación literaria”.

Con el Premio Mauricio Achar y la publicación de Arde Josefina, Luisa Reyes Retana cumple un sueño de toda la vida y da sus primeros pasos como autora en la escena literaria mexicana. “Ha representado la diferencia entre nada y todo. La publicación de mi primera novela, el reconocimiento que implica, la retroalimentación de los lectores, la posibilidad de una carrera en las letras y la felicidad histérica que siento cada vez que me acuerdo”, concluye.

* * *

También te recomendamos:

Bruma en Paraguay: Gabriela Alemán presenta Humo.

Jorge Volpi, nuevo Premio Alfaguara de Novela.

Si las piedras hablaran.

Historias relacionadas

El rey siempre está por encima del pueblo, portada

Libros

Un migrante es siempre migrante

Por Redacción Gatopardo
Naipaul, portada

Libros

El desarraigo de V.S Naipaul

Por Sofía Viramontes
No vuelvas, portada

Libros

No vuelvas

Por Leonardo Tarifeño