Margo Glantz Premio Alfonso Reyes, portada

La escritora Margo Glantz obtiene el Premio Alfonso Reyes 2017

La académica y escritora mexicana Margo Glantz fue elegida por el Colegio de México como ganadora del Premio Alfonso Reyes 2017.

Por Redacción Gatopardo / Fotografía Alina López Cámara*

La historia de Margarita Glantz Shapiro, conocida como Margo Glantz, comenzó durante la revolución rusa, cuando su padre Jacob huyó. En camino a su destino final conoció a Lucía, y continuaron juntos. Su objetivo era Estados Unidos, pero no los dejaron pasar, por lo que optaron establecerse en el otrora Distrito Federal. Ahí, el 28 de enero del 1930, nació Margo.

Vivieron cerca de La Merced, después en la colonia Condesa, luego en la Tabacalera. Mientras mantenían sus tradiciones judías, se dejaban empapar de la cultura mexicana. El padre aprendió español y comenzó a relacionarse con artistas: poetas, muralistas, escultores.

Los Glantz comprendían la revolución artística que estaba sucediendo en México; ya la habían visto en su natal Rusia. Su entendimiento les permitió sumergirse en la cultura mexicana y criar a sus cuatro hijas con miradas excepcionalmente amplias. Margo leía de todo desde chica: cuentos de viajeros, mitología, poesía, las historias de científicos y descubridores. Creció leyendo a los grandes literatos norteamericanos, por lo que no fue precisamente una sorpresa su elección de licenciatura: Letras Inglesas, en la UNAM.

Margo Glantz Premio Alfonso Reyes, int1

Margo Glantz. Foto: Alina López Cámara / Licencia CC BY-SA 3.0*

Pero eso no fue suficiente. También estudió las Letras Hispánicas e Historia del Arte con especialidad en Historia del Teatro. Se dejó inundar de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, y después se fue a París a doctorarse en Letras Hispánicas.

Recorrió el mundo junto a su esposo Francisco López Cámara, obtuvo nuevas perspectivas, absorbió la cultura occidental y la hizo suya. Después de su regreso a México, en 1958 volvió a su alma mater, pero ahora para practicar la docencia, donde continúa como profesora emérita. El trabajo en la UNAM la llevó a recorrer numerosas reconocidas universidades como Irvine, Yale, Princeton, Harvard, Complutense de Madrid, Sevilla, Lisboa, Viena, Buenos Aires, Lima, entre otras.

Glantz descubrió su pasión por la escritura en la década de los sesenta. Curiosamente, este amor no nació desde el estudio de las letras, sino del teatro. Aunque ya había escrito ensayos académicos y algunos artículos periodísticos, fue a través del arte escénico que encontró su vocación narrativa.

Su obra es vastísima, pues desde su primer libro en 1964, Viajes en México. Crónicas extranjeras,  ha publicado más de 50 textos que se reparten en cuentos, novelas, ensayos y críticas.

Margo Glantz Premio Alfonso Reyes, int2

Fotografía: @Margo_Glantz.

Para describir las características principales de la escritura de Margo Glantz hay que citar el texto de un colega suyo, Víctor Gerardo Rivas, gran conocedor de su obra. No es fácil limitar medio centenar de creaciones en unas cuantas palabras:

“La escritura de Margo Glantz, matriz de una obra que se genera con infinitos borrones de por medio, se despliega sobre varios motivos muy próximos entre sí. El primero de ellos es el viaje, que a Margo la sedujo desde un primer momento tanto a nivel vivencial como intelectual (…). Un segundo motivo axial es la conquista de América, y no en balde ha dedicado a este tema muchos de sus ensayos más hermosos, ensayos no eruditos, aunque echen mano de una copiosa información, cuyo interés radica en la explicación de por qué los cronistas se echan a cuestas la tarea de escribir, aun cuando ninguno o casi ninguno de ellos cumple de modo cabal con el arquetipo del Autor según lo ha consagrado la tradición crítica moderna. Otra obsesión glantciana es la mítica metamorfosis de los objetos (como se advierte al inicio de Las mil y una calorías: «Cualquier semejanza con el mito es realidad»), tema que enlaza a su vez con otro no menos decisivo, la búsqueda de un ser femenino tras el esplendor de la omnipresencia masculina, ronda que, al igual que la de otros motivos, no tiene nada que ver para la autora con corrientes al uso como el feminismo, aunque sí recupera la preocupación esencial de tales fenómenos, es decir, la reivindicación de la pluralidad social.”

De manera dócil, festiva, Glantz escribe de los temas con los que México ha luchado desde el inicio de sus tiempos: la migración, la pluralidad social, la influencia española. Glantz, en sus múltiples textos refleja la realidad mexicana con una de las características más propias de los oriundos: con buen humor, con sonrisa.

Mediante un mensaje en sus redes sociales, el Colegio de México anunció que el Comité Dictaminador del Premio Alfonso Reyes 2017 decidió otorgarlo a la Dra. Margo Glantz, “académica, investigadora y escritora mexicana reconocida por su abundante obra de creación literaria y amplia trayectoria en la difusión de las humanidades”.

* * *

También te recomendamos leer:

Acabó el exilio, Elena Garro.
Poniatowska: La princesa roja.
Tina Modotti: ¿Luchadora social o espía comunista?

*Fotografía: Alina López Cámara / Wikimedia Commons / Licencia CC BY-SN 3.0

Historias relacionadas

Libros

El libro que escribió Tom Hanks

Por Sofía Viramontes

Libros

Apología de la ciudad

Por Alejandro Maciel

Libros

Mariguana a la mexicana

Por Nacho Lozano