Mecenazgo de lujo
Fundación Cultural Montblanc le otorgó a Yoshua Okón el Premio de la Culture Arts Patronage.
noviembre 7, 2018

Montblanc no sólo es una marca de lujo afincada en Alemania, sino que ha impulsado más de 250 proyectos artísticos alrededor del mundo. En su edición número 27, la Fundación Cultural Montblanc le otorgó a Yoshua Okón el Premio Montblanc de la Culture Arts Patronage en México por su aportación a la comunidad artística mexicana. Este galardón está diseñado para buscar mecenas e iniciativas que fomenten la creación artística. En conversación con Gatopardo, los directores de la fundación y curadores independientes, Sam Bardaouil y Till Fellrath, explicaron que el objetivo del galardón es que la fundación habilite proyectos para que florezcan en su contexto local y, aparte de brindar apoyo económico, sirva como un catalizador para el desarrollo de la cultura del arte en ese país. 

Fundación Cultural Montblanc, int1

Bardaouil y Fellrath han dedicado su carrera como curadores a explorar espacios transculturales. Han curado exposiciones en los museos Tate Liverpool y Reina Sofía en Madrid, y desde hace dos años se han encargado de dirigir la Fundación Cultural Montblanc. Ambos trabajan con un equipo de otros cinco curadores y expertos en arte para tomar la decisión de los ganadores. El proceso de selección dura alrededor de un año y los ganadores se deciden en una junta anual. “Es un proceso muy complejo y largo, pero sentimos que es muy importante ir más profundo y ver cuáles son los proyectos que probablemente no conozcamos. No podemos ser expertos en todo, por eso es bueno tener un proceso colaborativo para encontrar el proyecto más interesante”, comenta Fellrath. 

El mexicano Yoshua Okón fue seleccionado de entre más de 50 mecenas. Su dedicación a SOMA fue lo que lo llevó a sobresalir, un espacio dedicado a la educación artística y al intercambio de ideas entre curadores, artistas y el público en general. El trabajo de Okón, quien desde hace nueve años lidera esta asociación sin fines de lucro, llamó la atención del consejo de la Fundación Cultural Montblanc.

“Una de las cosas que buscamos, aparte de la visión tradicional de un mecenas como alguien que apoya a artistas o a grandes museos, es alguien que se ha dedicado apasionadamente y genuinamente, por un largo periodo, a un proyecto que beneficia a la comunidad artística en la ciudad en la que viven. Pienso que Yoshua es un gran ejemplo de alguien que desde hace nueve años ha dedicado todo su tiempo y energía a crear una plataforma increíble para artistas, escritores, pensadores y curadores para pensar y reflexionar fuera de la presión del mercado”, explica Bardaouil.

El premio incluye 15 mil euros para el proyecto y una pluma conmemorativa edición limitada para el mecenas. Este año, la pluma está inspirada en el rey Luis II de Baviera, mecenas del compositor alemán Richard Wagner.

*Fotografías Cortesía Montblanc / Franck Beloncle.


Más sobre cultura en Gatopardo:

Registro Condesa

Diseño mexicano en MATERIA

Ariel Rojo y el diseño como medio para interactuar con el mundo

Ver Más