Premio Princesa de Asturias para Alma Guillermoprieto
La periodista mexicana Alma Guillermoprieto ganó el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018.
mayo 5, 2018

La vida de la periodista y bailarina mexicana Alma Guillermoprieto podría ser material para una maravillosa novela sobre una mujer brillante que se abrió camino en el mundo con talento y trabajo arduo. En mayo de 2018, la escritora fue anunciada como la ganadora de uno de los reconocimientos de mayor renombre internacional, el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Nacida en México en 1949, Alma Guillermoprieto decidió muy joven dedicar su vida a la danza. Al crecer en Nueva York desde la adolescencia, tuvo al alcance de la mano la posibilidad de estudiar danza moderna e ingresar a las mejores compañías del mundo. Sin embargo, los giros de la vida la llevaron a dictar clases de danza contemporánea en las Escuelas Nacionales de Arte en La Habana a finales de los años sesenta. ¿Cómo fue entonces que una bailarina profesional se convirtió en una de las periodistas latinoamericanas más reconocidas del mundo?

* * *

También podría interesarte:

Libros periodísticos escritos por mujeres.

Los mejores libros de no ficción.

Premios Ortega y Gasset 2018: Lo mejor del periodismo.

* * *

La combinación perfecta entre juventud, idealismo, los aires revolucionarios de los inicios de la Cuba castrista, y la posibilidad de atestiguar el florecimiento de Nicaragua guiaron su camino a Managua. Ahí, auspiciada por Latin American Newsletters –una agencia informativa británica “especializada en los problemas económicos y políticos de América Latina y el Caribe, llegó como traductora de un reportero y casi sin querer empezó a escribir acerca de la Revolución nicaragüense. Pronto estaba trabajando como periodista para medios como The Guardian, The Washington Post –donde escribió sobre la masacre de Mozote en El Salvador, e incluso en los años ochenta se convirtió en jefa para América del Sur de la revista Newsweek.

Sus viajes por América Latina y sus publicaciones en medios angloparlantes fueron fundamentales para exponer ante el mundo la realidad social y política de la región durante uno de sus periodos más convulsos. Hacia mediados de los años noventa, Gabriel García Márquez invitó a Alma Guillermoprieto a participar como profesora en la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Desde entonces también ha contribuido a la formación de nuevas generaciones de periodistas y escritores a través de talleres en la FNPI y de su rol como profesora visitante en el Centro para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Chicago.

alma guillermoprieto princesa de asturias, int

Fotografía: Alejandrino Meléndez / Notimex /AFP. 2013.

Al anunciar su reconocimiento con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, los miembros del jurado reconocieron a la periodista por “su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica” que ha difundido “con enorme coraje también en el ámbito de la comunicación anglosajona, tendiendo, de este modo, puentes en todo el continente americano”.

Este premio se suma a otros de renombre, como el Ortega y Gasset que recibió en 2017, la Cátedra Julio Cortázar de la Universidad de Guadalajara en 2008, o el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Baruch también en 2008. Así, Alma Guillermoprieto celebra cuatro décadas de hacer periodismo. La bailarina que ponía toda su pasión en una coreografía, ahora dedica ese talento y energía a contar las historias más cautivadoras de América Latina.

Obras destacadas de Alma Guillermoprieto

La Habana en un espejo (2005). Memorias de sus años como profesora de danza en La Habana a finales de los años sesenta e inicios de los setenta.

Al pie del volcán te escribo (1995). Antología de su trabajo como reportera en distintos países y conflictos de América Latina.

El año en que fuimos felices (1998). Colección de textos sobre la crisis mexicana.

Los placeres y los días (2015). Historias sobre los dos grandes amores de Alma Guillermoprieto: la comida y la música. Lee un extracto aquí.

*Fotografía obtenida vía redes sociales.

Ver Más