Portadilla Exposición de mdoa mexicana

El patrimonio de la moda mexicana

Con más de cuatrocientas piezas, una exposición en el Palacio de Cultura Banamex busca construir y desmitificar la historia de la moda mexicana del s. XX.

Por Samantta Hernández Escobar / Fotografía Ramón Ruiz Sampaio

Poco se ha explorado la historia de la moda mexicana. Pocos confían de su existencia como tal. En este país donde la riqueza textil es exquisita, la vestimenta podría traducirse como un texto con el cual es posible leer a una persona, una época, una clase social, y hasta una cultura a la que pertenece. Bajo esta idea, se puso en marcha “El arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015”, la primera exposición en el país que revisa las raíces del patrimonio estético que han dejado los últimos 75 años, en el Palacio de Cultura Banamex.

Este “primer boceto de historia”, como lo describe la curadora Ana Elena Mallet, quien junto con su colega Juan Coronel Rivera se encargó de la selección de elementos para la exposición, logra homogeneizar dos rubros importantes del paso de la moda en México: el diseño y el arte popular. Mallet es una de las más destacadas en la curaduría de arte contemporáneo en México, ha trabajado como curadora en el Museo Soumaya, Museo de Arte Carrillo Gil y el Museo del Objeto, además de haber sido subdirectora del Museo Tamayo. Sin embargo, su verdadera vocación siempre estuvo en la idea de una exposición de diseño y moda en el país y ahora, como curadora independiente, no dudó en ponerla en marcha. “Mi último proyecto en el Carrillo Gil fue una exposición de moda enfocada a los diseñadores de la década de los noventa, pero al momento de hacer la investigación me di cuenta que en México nunca habíamos tenido una exposición de moda así, de diseño mexicano”, cuenta en entrevista con Gatopardo.

Texturas moda mexicana

“El arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015” es la primera exposición en el país que revisa las raíces del patrimonio estético que han dejado los últimos 75 años.

Nos reunimos en el último piso del Palacio de Iturbide de la Ciudad de México —sede en la que la exposición estará disponible hasta septiembre—. Durante esta conversación, Mallet se nota emocionada, pues después de tres años y medio de exhaustiva investigación, los dos primeros pisos del Palacio albergan a 226 maniquíes y más de 420 piezas; entre accesorios, pinturas y videos, que ilustran siete décadas de moda y diseño nacional. “Desde los años treinta existe una discusión de querer hacer moda mexicana, moda que tenga que ver con la tradición y creo que una parte muy importante de esto es la búsqueda de la identidad”, resalta sobre la esencia de mestizaje que permea en la moda mexicana, y por lo que muchas veces se piensa que en México no existe diseño auténtico sino que todo se reduce a una imitación de lo foráneo.

A manera de línea del tiempo, el trabajo de diseñadores como Ramón Valdiosera, Armando Mafud, Carla Fernández, Trista, Pink Magnolia, entre otros, relatan los cambios y adaptaciones que el diseño ha tenido. Tomando en cuenta la gran cantidad de grupos indígenas que habitan en el país, una de las primeras ideas que vienen a la mente al pensar en diseño mexicano es el arte textil popular, elemento esencial en la exposición de Mallet. Sin embargo, a través de esta muestra es posible apreciar algo más, una convergencia entre el diseño y el arte popular. “Somos una cultura muy rica y diversa por lo que creo que más que pensar en una identidad mexicana, es necesario creer que hay muchas”, explica.

Maniquí moda mexicana

A través de esta muestra es posible apreciar una convergencia entre el diseño y el arte popular.

“Cuando pensamos en la historia del arte, sabemos qué tipo de gente vivía en las casas de Juan O ‘Gorman o de Luis Barragán, incluso sabemos qué cuadros tenían en sus casas pero no qué vestidos usaban y ése también es un elemento importante”, dice Mallet. Sin embargo esta primera semilla conjunta tantos elementos posibles que logran construir una idea de lo que ha sido la moda y el diseño para México. Desde vestidos similares a los que usaron las divas como María Félix y Dolores del Río en la década de los cincuenta, hasta la pintura que realizó Diego Rivera de la actriz Silvia Pinal, en donde destaca una diminuta cintura, también algunas prendas adornadas con arte huichol e incluso el icónico vestido, pintado a mano, de los alcatraces de Mafud. La mayoría de los elementos expuestos son piezas únicas que pertenecen a los pocos coleccionistas de diseño mexicano o prendas que estaban arrumbadas en algún clóset de la Ciudad de México.

Mallet confía que esta exposición sea tan sólo el comienzo de una nueva forma de apreciación de la moda mexicana, que se comience a tener otro valor de la moda que no sea sólo el monetario o el comercial, sino también el cultural. Además se planea el lanzamiento de un libro dedicado a esta exposición, donde los elementos recuperados lleguen a un mayor número de personas y así la vestimenta se torne en algo más significativo para el público mexicano.

“El arte de la indumentaria y la moda en México” es el comienzo de una investigación sobre el México del siglo pasado, una oportunidad para entender quiénes fuimos, quiénes somos y quiénes, a partir de esas miradas, seremos.

Palacio de Cultura Banamex - Moda mexicana

Esta exposición es tan sólo el comienzo de una nueva forma de apreciación de la moda mexicana.

“El arte de la indumentaria y la moda en México. 1940-2015”
Hasta septiembre de 2016
Palacio de Cultura Banamex
Madero 17, Centro Histórico, Ciudad de México

Historias relacionadas

Tatiana Bilbao, portada

Estructura

Tatiana Bilbao: por una arquitectura humana

Por Alejandra González Romo
Isabel Abascal Alessandro Ariezo Lanza Atelier, portada

Estructura

Modificar la arquitectura

Por Alejandra González Romo
ana elena mallet silla mexicana, portada

Estructura

La silla y la antropología de las cosas

Por Sofía Viramontes