manipulación de la información, portada

El poder y la manipulación de la información

En nuestra edición de febrero reforzamos nuestro compromiso periodístico contra cualquier forma de manipulación de la información desde el poder.

Por Felipe Restrepo Pombo / Fotografía Napoleón Habeica

Pocas horas antes del cierre de esta primera edición de 2018, Donald Trump volvió a atacar de frente a la prensa. Desde que tomó posesión de su cargo, hace apenas un año, el presidente de los Estados Unidos se ha dedicado a fustigar a los medios que son críticos de su gestión y a alabar a los que la apoyan. Justamente, el pasado 17 de enero anunció sus famosos Fake News Awards, como ya es costumbre, desde su cuenta de Twitter, y generó todo tipo de comentarios. En su lista, el mandatario acusa a CNN, The New York Times y The Washington Post de mentir y manipular información (cuando en realidad él es el maestro de la manipulación).

Quienes vivimos en Latinoamérica, estamos familiarizados con este tipo de comportamientos de los poderosos. Hugo Chávez criticaba en sus largos discursos a los medios que le parecían mediocres —entre ellos esta revista— porque lo criticaban. Lo mismo han hecho, en los últimos años, Nicolás Maduro en Venezuela, Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador. En México se sabe que el gobierno espía a los medios —como lo demostró una reciente investigación de The New York Times— y en muchas regiones del país los periodistas son atacados por empleados del Estado. Estas no son noticias nuevas. Pero ahora este virus tropical llegó hasta el norte. No deja de ser sorprendente ver a un presidente de Estados Unidos en una guerra sin cuartel contra los medios más serios de su país.

La respuesta de los señalados por Trump ha sido ejemplar: continuar ejerciendo el periodismo investigativo, serio y profundo. La estrategia del millonario parece ser contraproducente. En lugar de un silencio cómplice, está logrando que los medios respondan con una fuerza que no se puede detener: la de los hechos.

Portada Rossy de Palma

En Gatopardo también creemos que ese es el camino. Arrancamos este año —de crisis, inestabilidad económica y confrontación política— con energía renovada. Prueba de ellos son las grandes historias que publicamos este mes. La primera de ellas es una fascinante investigación de Ariana Budasoff sobre un caso histórico sucedido en su país, se trata de la historia de Jorge Lewinger, miembro de una guerrilla argentina de los setenta, quien cometió un error cuya consecuencia fue una masacre. Budasoff se sumerge en la historia de este hombre para explorar su culpa. Y descubre que sus fantasmas son los mismos que todavía persiguen a gran parte de la sociedad argentina.

Una de las buenas noticias del año pasado fue la apertura del archivo de Gabriel García Márquez, con motivo de los cuatro años de su muerte y los cincuenta de la publicación de Cien años de soledad. La Universidad de Texas en Austin, donde reposan miles de documentos del escritor, abrió al público varios de ellos. Isabel Zapata revisó este archivo y encontró tesoros. Además, en diciembre se inauguró en el centro de la Ciudad de México una plaza en honor al nobel colombiano. Y a lo largo de este 2018 se concretará un enorme proyecto en Cartagena de Indias: el Centro Gabo. El reportaje de Zapata muestra que el legado de García Márquez está más vivo que nunca.

Presentamos un fragmento de Cuba en la encrucijada: 12 perspectivas sobre la continuidad y el cambio en La Habana y en todo el país. El libro fue publicado a finales de 2017 en España, Chile, México y Colombia, por Debate, y en Estados Unidos, por HarperCollins. Fue editado por Leila Guerriero y tiene algunas de las mejores firmas de la isla. Seleccionamos un texto de Carlos Manuel Álvarez —un talentoso cronista que forma parte de la lista Bogotá39— en el que cuenta la experiencia de encontrarse con su padre en Miami.

Por último, tenemos un personaje de portada sensacional: Rossy de Palma. La actriz española vino a México hace poco para participar en el Premio Iberoamericano de Cine Fénix y aprovechamos para entrevistarla y fotografiarla. La diva sorprendió a todo el equipo de la revista con su buen humor y su generosidad. El perfil que escribió Guillermo Sánchez y los retratos de Napoleón Habeica son un reflejo de la personalidad única de esta enorme actriz.

* * *

Lee también:

Las mujeres que ven el futbol en Arabia Saudita.

Ganadores de los Premios a la Opresión de la Prensa.

Los Globos de Oro y el periodismo de investigación.