Guadalajara-Puerto Vallarta: Una autopista interespecie para el jaguar - Gatopardo

Una autopista interespecie para el jaguar

En el sur de Nayarit, en la autopista Guadalajara-Puerto Vallarta (Jala-Compostela-Bahía de Banderas), que atraviesa una de las regiones más importantes de reproducción de jaguares en el Pacífico mexicano, hoy se busca escribir una historia diferente. Una autopista interespecie que permita a los animales cruzar caminos y conecten hábitats adyacentes.

Siempre hay un antes y un después en la construcción de una carretera y el saldo para los espacios silvestres suele ser desfavorable. Éste es uno de los factores de cambio más dramáticos para los ecosistemas en el mundo. En el sur de Nayarit, en la autopista Guadalajara-Puerto Vallarta (Jala-Compostela-Bahía de Banderas), que atraviesa una de las regiones más importantes de reproducción de jaguares en el Pacífico mexicano, hoy se busca escribir una historia diferente. Pero “no cantamos victoria”, advierte Érik Saracho Aguilar, director de la Alianza Jaguar, A. C., una organización ambientalista que ha trabajado más de dos décadas en la protección del mayor felino de las Américas, cuya presencia va en descenso en los litorales de esa zona. La preservación del jaguar se ha vuelto una tarea de alta prioridad: compromisos institucionales que jamás se habían alcanzado en la historia de las carreteras del país comienzan a abrirle paso a una conciencia interespecie. 

Hasta el día de hoy los pasos de fauna —que les permiten a los animales cruzar caminos y conectan hábitats adyacentes— no se consideran obligatorios en las carreteras mexicanas; la Cámara de Diputados aprobó ya una reforma para que lo sean, pero el Senado aún no. Cuando se ha impugnado la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) no ha habido manera de medir el éxito de estos casos, porque no han sido monitoreados permanentemente. Pero en esta nueva autopista hay una oportunidad.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.