El antiguo juego de las apariencias

“Una luna para los malnacidos”, de Eugene O’Neill, se presenta en el Foro Lucerna hasta el 19 de junio bajo la dirección de Mario Espinosa.

Por Regina Sienra

“Las obras [de teatro] son entes vivos, y los actores son sus órganos”, dice Mario Espinosa, director de la puesta en escena Una luna para los malnacidos, en entrevista con Gatopardo. Esta obra del dramaturgo estadounidense Eugene O’Neill, que se presenta en el Foro Lucerna los viernes, sábados y domingos hasta el 19 de junio, es un claro ejemplo de ello.

Una luna para los malnacidos se sitúa en una granja en Connecticut en los años 20, donde viven Phil Hogan –interpretado por Patricio Castillo– y su hija Josie –Alaciel Molas–, una mujer con carácter dominante y una mala reputación. En un encuentro con Jim Tyrone, el atormentado dueño de la granja  –David Hevia–, las bromas pesadas, derivadas del alcohol, se convierten en una presunta amenaza de despojar a los Hogan de la granja, por lo que Phil decide elaborar un plan que involucra que Josie seduzca a Jim para salvar su hogar.

Las relaciones entre los personajes, quienes esconden sus afectos, miedos y esperanzas en la violencia y el engaño, son el intenso hilo conductor. “Los personajes no son los triunfadores del mundo, son los marginados, los derrotados, y en ese mundo de derrotados y marginados, ellos sobreviven haciéndose los fuertes y los rudos”, dice Espinosa, quien cita al personaje de Josie: “‘Jim se hace el rudo y el bravucón cuando se siente atacado por la vida, ¿y quién no?’. Estos personajes usan la rudeza como mecanismo de defensa. Es un juego de mentiras que les divierte, pero también les oculta a ellos mismos sus verdaderos sentimientos”.

La que se presenta en el Foro Lucerna es la segunda temporada de Una luna para los malnacidos. Originalmente, fue parte de un ciclo de grandes autores del siglo XX de la dirección de teatro de la UNAM, gracias a la que tuvo una exitosa temporada de 52 funciones en el foro Sor Juana del Centro Cultural Universitario, además de una participación en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. La precisa adaptación de la obra, hecha por Humberto Pérez Mortera, hace que el texto mantenga su fuerza y universalidad y al mismo tiempo suene cercano al espectador local.

Patricio Castillo y Alaciel Gómez protagonizan "Una luna para los malnacidos" en el Foro Lucerna.

Patricio Castillo y Alaciel Gómez protagonizan “Una luna para los malnacidos” en el Foro Lucerna.

Por otro lado, la sencilla escenografía circular –cuyos bordes están a unos cuantos centímetros de las primeras butacas– acentúa los íntimos vínculos entre los personajes al exhibir las reacciones de los personaje a cada línea de la obra. “Las curvas emotivas que tienen los personajes son muy intensas y complejas. Lo que exige esta escenografía es que puedas sostener estas escenas”, dice Alaciel Molas. “Físicamente, estamos ahí. Mi personaje nunca sale de escena. Tal vez no tengo una línea, pero el diálogo interno está a todo lo que da porque si no, no puedes construir”.

La atmósfera de intimidad se complementa con la música de armónica tocada en vivo, que inicia desde la segunda llamada de cada acto. “Es un personaje también del rito que se está llevando a cabo. Necesitábamos algo similar en la música que acompañe en este viaje de redención”, cuenta Espinosa.

“Detrás de la rudeza hay afecto y en el fondo, lo que queremos, es un poco de eso”, dice Espinosa, quien apunta que después de todo, la puesta en escena habla sobre el amor y la humanidad. Los actores encargados de dar vida a sus protagonistas, coinciden. “Estos personajes, si bien son muy importantes a un nivel discursivo, se vuelven símbolos de algo más, de una cultura frente al mundo. Más allá de Josie, Jim y Hogan lo que hay es un gran espejo frente a la condición humana”, concluye Molas.

Una luna para los malnacidos
Foro Lucerna
Lucerna 64, Juárez
Viernes, Sábados y Domingos hasta el 19 de junio
teatromilan.com

*Una versión previa de esta nota incorrectamente registraba el apellido de Alaciel Molas como Gómez.

Historias relacionadas

de la piel y sus destellos foro shakespeare, portada

Escena

Los muertos del Foro Shakespeare

Por Andrés Olascoaga
La obra que sale mal Helénico, portada

Escena

Amor a la catastrofe

Por Isabel Ibáñez de la Calle